Cort proyecta el futuro tranvía con accesos por la Vía Conectora

La decisión del Consell de Mallorca de aplazar hasta marzo la aprobación del proyecto del Tramo I de la futura Vía Conectora hasta conocer y evaluar el nuevo proyecto que le ha presentado el Ajuntament de Palma, podría culminar en la inclusión por parte del Consell de un nuevo carril bici y uno de los principales proyectos estrella de Cort en esta legislatura que no es otro que  el tranvía de Palma.  A finales de marzo se sabrá si el Consell acepta las propuestas de Cort.

El  proyecto de Tramo I de la futura Vía Conectora es, a todas luces, el más complicado y complejo de ejecutar de todos los 4 tramos. Cualquier nueva inclusión de obras provocarían retrasos en su ejecución, lo que  multiplica las posibilidades de que finalmente no se ejecuten las actuaciones en los plazos previstos y, lo que es peor, que no pueda finalizarse la Vía Conectora en su conjunto, afectando directamente a los ciudadanos que cada día soportan largas colas debido al intenso tráfico existente en las salidas y entradas a Palma.

El portavoz del PP en el Consell de Mallorca, Mauricio Rovira,  ha mostrado su sorpresa ante el hecho de que “ahora que por fin han encontrado una solución técnica con el proyecto redactado,  sale el Ajuntament de Palma con un nuevo proyecto. La  culpa de que las obras de este tramo se retrasen son tanto de Cort por presentar ahora el proyecto y no en su día y del Consell por aceptar estudiarlo. Me parece increíble”.

El proyecto de Cort, además de otras actuaciones para evitar tantas rotondas, contempla que se habiliten espacios para un carril bici y, sobre todo, para el futuro tranvía. Aquí, Rovira advierte que “llevamos 8 años redactando el proyecto y estamos muy limitados en cuanto a los espacios ya que, como ejemplo, la autopista tiene 6 carriles y no puede haber ni uno más”.

La puesta en funcionamiento del tranvía generará numerosos problemas técnicos  debido a la complejidad del tramo y  la  falta de espacios para adecuar uno nuevo donde pueda circular el tranvía.  Este tramo encierra una parte de la autopista de Llucmajor, Mercapalma, el macrocentro comercial Fan y  una parte de la barriada del Coll d’en Rabassa por lo que  la dotación de servicios existentes en este tramo es muy considerable, lo que hace muy complejo dejar espacios libres para el tranvía.

En cualquier caso, Mauricio Rovira es consciente de que el Consell no puede participar en el coste del proyecto del tranvía “ya que la competencia corresponde a Cort y en todo caso del Govern quienes deberían asumir el coste pues el tranvía  no  puede incluirse dentro del Convenio del Plan de Carreteras. Por ello, lo único que puede hacer el Consell es ceder a Cort un hueco para colocar el tranvía, nada más”.

Por último y en relación con el carril bici, tan solo queda que el mismo circule por los lados de las rotondas  aunque esta  posibilidad encierra peligro para los ciclistas y implica cortes de tráfico no deseados.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.