“Hoy he sido acosada sexualmente por mi tatuador”

Según publica el Diario Vasco en la información que firma J.Peñalba, la Guardia Municipal de San Sebastián investiga unos presuntos tocamientos de carácter sexual que se habrían cometido en un local de tatuajes, según han informado fuentes jurídicas.

De momento se han formalizado dos denuncias, si bien no se descarta que en las próximas horas puedan interponerse otras más. Todas estarían dirigidas contra la persona que regenta el negocio, situado en la Parte Vieja, informa el mismo diario.

Y añade que la Unidad de Investigación solicita la colaboración ciudadana, «para que a través de más testimonios o denuncias» lograr más información. Para ello se ha habilitado el teléfono 943 481 313.

Son agentes de la Unidad de Investigación de la Policía Local donostiarra quienes se han hecho cargo de las diligencias que se han incoado para determinar la veracidad de unos hechos que inicialmente fueron denunciados a través de las redes sociales.

En la información del Diario Vasco se detalla que todo empezó el miércoles cuando una joven hizo público en un perfil social haber sido víctima de un abuso por parte del tatuador. La chica ‘colgó’ un texto en el que expresó que «hoy he sido acosada sexualmente por mi tatuador». Desveló que «desde el minuto uno» tuvo que escuchar por boca del mismo individuo comentarios de índole sexual y, además, indicó que el mismo individuo le había «agarrado del culo» y que le sujetó de la «cadera desnuda».

La víctima de los presuntos tocamientos dijo también que durante el tiempo que permaneció en el establecimiento «no he hecho más que temblar». Explicó que optó por permanecer callada mientras el varón plasmaba en su cuerpo el dibujo. «Estaba aterrorizada, me quería ir pero estaba en shock total», escribió.

La mujer también recogió en el mismo texto que al sospechoso se le atribuían conductas similares con otras jóvenes y animaba a las posibles clientas a no acudir a dicho local. «Por favor, chicas, no vayáis, no tengáis que pasar por lo mismo», escribió.

«Yo ahora tengo en la piel un tatuaje que me recordará siempre cómo he sido tratada. Vosotras no tenéis por qué», concluía la denunciante.

La difusión de este mensaje encontró un amplio eco en las diferentes aplicaciones en la red. Al inicial comentario le siguieron otros muchos de personas que asimismo se identificaron como víctimas del tatuador o conocían a otras que lo habían sido. Ello llevó a la Guardia Municipal de San Sebastián a iniciar de oficio una investigación, aun cuando no se había formalizado denuncia alguna en las dependencias del citado cuerpo. Tampoco en la comisaría de la Ertzaintza se había personado nadie para dar cuenta de casos como el revelado, según confirmaron fuentes del departamento de Seguridad del Gobierno Vasco.

No obstante, agentes de la Unidad de Investigación de Delitos de la Guardia donostiarra llevaron a cabo diferentes gestiones para determinar si lo denunciado se ajustaba a hechos que realmente habían sucedido o bien obedecían a otras motivaciones.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.