Fast&Furious, pero a la mallorquina

Algunos para presumir de machotes  o impresionar  a sus “colegas” terminan mal parados. La Policía Local tenía constancia de que los fines de semana en el Polígono de Can Valero se reunían grupos de jóvenes para, tras hacer botellón, mostrar sus habilidades en los vehículos haciendo trompos, maniobras peligrosas y otras exhibiciones.

Tras poner en marcha un operativo especial con unidades de paisano, el pasado día 2 de febrero, se comprobó que en la calle 4 de noviembre de este polígono se reunían jóvenes que, tras ponerse “calientes” haciendo botellón y escuchando música se dedicaban a hacer exhibiciones de lo bien que sabían conducir sus coches, vehículos  ya antiguos salvo un Audi último modelo.

Comprobados estos datos, se trasladaron a lugar dotaciones de los GAP, la policía nocturna y la Unidad de Intervención Inmediata dando como resultado 28 denuncias tanto por conducción temeraria como por concentración no autorizada, a lo que hay que sumar el coste económico y la pérdida de puntos del carnet de conducir para estos jóvenes temerarios al tratarse de una infracción tipificada como muy grave.

 

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.