Aina Aguiló se da de baja del PP de Palma

La ex diputada ‘popular’ Aina Aguiló ha registrado en la sede del PP de Palma su baja como afiliada, avisando de que se va del PP “pero no de la política”.

Así lo ha manifestado en un comunicado en el que afirma que es “una decisión meditada”, tras “considerar especialmente que ya no se dan las condiciones mínimas” para desarrollar su tarea política sin “renunciar” a sus “convicciones de siempre”. “Para opinar libremente no puedes depender de la política para vivir”, ha indicado.

Según Aguiló, en el partido “no medra el más fuerte sino el que mejor se adapta”. La ex diputada también ha admitido que la decisión es “en parte” consecuencia de su derrota electoral en Palma y ha recordado que participó en la “caótica” campaña electoral a la presidencia del partido de José Ramón Bauzá, “cuyos resultados condicionaron las convocatorias electorales internas posteriores”.

Por otro lado, Aguiló ha manifestado que, tras una década afiliada, nunca se ha “sentido sola” y que “los votos son los que cuentan para gobernar, pero el calor de los tuyos es lo que te reconforta personalmente”. “No quiero rodearme como Bauzá de personas que te miden por tus resultados electorales”, ha apuntado.

VOTANTES “QUE ESTÁN HUÉRFANOS POLÍTICAMENTE”

En este sentido, la ex diputada ha avisado de que “hay votantes que están huérfanos políticamente” porque “no se abordan los problemas que verdaderamente les importan”.

“Se ha mirado hacia otro lado durante mucho tiempo, y el futuro político en nuestra comunidad está predestinado a la decepción; sin embargo, el pertenecer a un partido es una decisión personal, a la que cada uno debe hacer frente en solitario y con convicción”, ha expresado.

Además, ha advertido de que “el ‘procés’ ya ha empezado en Baleares” y que los “afrancesados” de Baleares “son peores que los independentistas catalanes” porque “con su complejo de hermanos menores han de demostrar ser más”.

Finalmente, Aguiló ha denunciado que “los partidos tradicionales tienen un discurso rancio y vacío de contenido, con fidelidades mutantes según las opciones de cada uno”.

“Si defender la patria balear junto con la bandera española es ser de derechas; si trabajar para que todos tengan un empleo digno es ser de derechas; si querer que en la escuela se aprenda con respeto a los alumnos y docentes es ser de derechas; si me gusta más moderar y negociar que prohibir es ser de derechas; si quiero que mi ciudad sea abierta, con una óptima convivencia en las barriadas, limpia y sin enfrentar a vecinos y empresarios es ser de derechas, entonces yo soy de extrema derecha”, ha concluido Aina Aguiló.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.