Acusan a Siria de lanzar masivamente armas químicas contra civiles

El Gobierno de Estados Unidos se ha mostrado “gravemente alarmado” por las informaciones sobre los presuntos ataques con gas cloro ejecutados por el Ejército de Siria en la provincia de Idlib (noreste).

La portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Heather Nauert, ha afirmado que han surgido informaciones sobre seis ataques de este tipo en los últimos 30 días, reclamando a la comunidad internacional que “hable con una sola voz”.

Así, ha abogado por “aprovechar cada oportunidad para presionar públicamente al régimen de (el presidente, Bashar) Al Assad y los que le apoyan para que cese su uso de armas químicas y hacer que los responsables rindan cuentas por estos ataques brutales”.

Nauert ha recalcado además que “al evitar que el régimen sirio rinda cuentas, Rusia no ha cumplido sus compromisos”, agregando que “el uso de armas químicas por parte de todas las partes (en conflicto) debe detenerse de forma inequívoca”. “El pueblo de Siria está sufriendo y el resto del mundo está mirando”, ha remachado.

Durante la jornada, trabajadores de los equipos de rescate han indicado que al menos nueve personas han sufrido problemas respiratorios tras bombardeos en Idlib, según ha recogido la agencia británica de noticias Reuters.

En respuesta, el Gobierno alemán ha reclamado una investigación exhaustiva en torno a las recientes acusaciones contra Siria por su uso de armas químicas en Idlib y en la región de Ghuta Oriental, situada cerca de Damasco y controlada por los rebeldes.

El Ministerio de Asuntos Exteriores sirio condenó el sábado las acusaciones “infundadas” de Estados Unidos sobre el supuesto uso de armas químicas, concretamente gas de cloro, contra Ghuta Oriental.

El 23 de enero en París se celebró en una conferencia sobre armas químicas en el marco de la cual el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, dijo que las autoridades sirias emplearon armas químicas contra la población civil en Ghuta Oriental.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.