Escoletes low cost, no gracias!

El sábado pasado me sorprendían los titulares que anunciaban que la consellera de Servicios Sociales y Cooperación, Fina Santiago, nos perdonaba la vida y decía que pararía el decreto de regulación de las guarderías Low Cost en caso de que el Parlament se lo pidiera. Bien sabe que se lo hemos pedido, bien sabe que su propio partido en Menorca se lo ha pedido.

Nos decía la Consellera que ella había pedido a los Consells que tenían que regular el sector de las guarderías puesto que se conocían casos de extrema gravedad con algunos ejemplos de guarderías en garajes. Se aceptaban así dos líneas de guarderías unas de calidad y educativas, y otras precarias y asistenciales. Quedaba muy claro así quienes serían los hijos de unos y otros que acudirían a una y otras escoletas. Las familias sin recursos, las de baja renta, las que les azota la estacionalización, la temporalidad, la precariedad se ven condenadas a llevar a sus hijos a escoletas meramente asistenciales. Tal discriminación, así como permisividad al desarrollo de una diferencia educacional en el sagrado periodo infantil de 0 a 3 no podía consentirse, ya seas de izquierdas, o ya seas de derechas, es un planteamiento inaceptable. Desde Menorca consideramos que tenemos un buen modelo de escoletas, lo que falta es aumentar la red, y aplicar la solidaridad para con las familias de menos recursos para que sus hijos asistan como los de todos a una educación y cuidados dignos de 0 a 3.

Que las madres y padres -especialmente aquellas familias monoparentales- puedan incorporarse al mercado de trabajo con toda tranquilidad porque saben que sus hijos quedan en buenas manos. No debemos permitir la creación de un servicio público de 2 velocidades, que discrimina por renta y menos en el periodo educativo de 0 a 3 años.

Hasta que se cristalice la anunciada marcha atrás de Fina Santiago, “si se lo piden”. Me reafirmo en las siguientes demandas y propuestas: En primer lugar, la paralización inmediata del decreto. Luego aplicar cuatro medidas básicas:

1. Matricula en función de la renta de las familias (sistema solidario), para todas escoletas. 2.Creación de un Bono Comedor para las rentas bajas.

3. Impulsar Nuevas guarderías publicas (más plazas).

4. Escuchar al sector en cuestión para aplicar con sensibilidad y atención a las necesidades reales de las familias y de la comunidad educativa.

A estas propuestas añado que, efectivamente, hace falta regular la existencia de guarderías que se han montado desde la escasez de recursos y para la gente sin recursos, una oferta que surge en un mercado “oculto” ante una necesidad y demanda evidente. La fórmula para ello, consiste en completar la carencia de escoletes “regulares” con la existencia de las llamadas “asistenciales”, convirtiendo éstas últimas en escoletes como todas las demás con sus funciones educacionales, y condiciones espaciales, sanitarias, recreativas, y de personal cualificado. ¿Cómo se puede hacer tal conversión? Evidentemente creando una oficina que subvencione, impulse, asesore, a los emprendedores que han montado éstas escoletes de segunda categoría para que pueden reconvertirlas en guarderías plenas. Esto implicaría inversiones en el sector para apoyar a los emprendedores precarios, y tendría como resultado no sólo suplir los vacíos de la Administración, sino que además nutriría el tejido económico del sector y por ende de la comunidad.

Montse Seijas

1 Comentario

  1. Sra. Mejias, la clase media balear NO puede usar el sistema público de guarderías por su elevada renta comparada con inmigrantes recién llegados o no. Lamentablemente el mastodonte del Govern Balear consume tantos recursos, que impide aportarlos donde hace falta ahora mismo, como son en residencias y guarderías. De su lista, el punto 1 debería ser adjudicar las plazas por años de residencia de sus padres en la comunidad o ayuntamiento. Luego aumente las plazas que considere oportuno, pues me cuesta creer que en el Govern sean incapaces de hacer ninguna planificación.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.