Binissalem pone cámaras en el Punt Verd para vigilar los vertidos incontrolados

 

El Ajuntament de Binissalem ha instalado un sistema de cámaras de vigilancia en el Punt Verd del municipio para controlar los vertidos que se hacen en su entrada cuando el recinto está cerrado. El objetivo es identificar a las personas que depositan sus basuras fuera del horario de funcionamiento y poder sancionarlos.

Desde el consistorio han insistido “en la gran importancia que tiene el respeto a la ordenanza para poder disfrutar de un municipio limpio, sin contaminación y con un paisaje preservado”. Aseguran que el Punt Verd facilita a los residentes del municipio el vertido de residuos de forma cómoda y ordenada, al tiempo que hace posible una clasificación de las basuras para su adecuada gestión.

Este espacio, que se encuentra situado en el camino de s’Aigua, dispone de un amplio horario que lo mantiene abierto los 365 días del año, especificado con un gran letrero en su fachada. Pero aún así, son frecuentes los vertidos de residuos en la entrada, cuando el Punt Verd se encuentra cerrado.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.