Obras en conducciones para minimizar los vertidos en la playa de Santa Ponça

Calvià 2000 está renovando la canalización principal de residuales de Santa Ponça con unas obras que empezaron en noviembre y que ya han alcanzado la Avinguda Rei Jaume I, la calle Bartomeu Rosselló y siguen hacia la Gran Via Puig Major.

Actualmente, las dos estaciones principales de bombeo de Santa Ponça impulsan sus caudales directamente a la depuradora de Santa Ponça a través de dos conducciones frágiles, independientes, que llevan más de 30 años de servicio y que han sufrido diversas averías graves.

La imposibilidad de utilizar indistintamente las canalizaciones así como los problemas estructurales de las mismas han producido pérdidas del servicio, colapsos del terreno y afecciones medioambientales por vertidos accidentales, como los que se produjeron en el verano de 2016 y que obligaron al cierre de la playa en pleno mes de agosto.

Los trabajos de sustitución de las conducciones y la interconexión entre ellas pondrán fin a estos problemas, mediante la instalación de nuevas tuberías de fundición de gran diámetro que sustituirán a las antiguas de fibrocemento. En este sentido, el presidente de Calvià 2000 y primer teniente de alcalde del Ajuntament de Calvià, Andreu Serra, explica que “muchas de las inversiones que estamos realizando son poco visibles en superficie pero fundamentales para afrontar una temporada turística óptima y para asegurar el servicio a nuestros vecinos y vecinas. Ese debe ser nuestro principal objetivo”.

Las obras empezaron con la canalización en los terrenos próximos a la depuradora y actualmente continúan en el cruce de la Avinguda Rei Jaume I, cerca de la rotonda que da acceso a la autopista Ma-1 (Salida 17), donde se ha ocupado uno de los carriles y una zona ajardinada, que será repuesta tan pronto como acaben los trabajos. También está afectada la Via Bartomeu Rosselló Planas, donde se ha ocupado la mitad de la calzada y cuyo mercado se ha trasladado temporalmente a la Avinguda dels Horts. La ejecución de la obra se está llevando a cabo por tramos, al objeto de minimizar la ocupación y causar la menor interferencia a los vehículos, a los vecinos y al servicio. La regidora de zona de Santa Ponça, Nati Francés, ha visitado las obras, y ha trasladado su especial interés porque los trabajos de esta primera fase finalicen antes de la apertura hotelera.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.