La presión de los restauradores impide que Cort apruebe la ordenanza de terrazas este mes

Por Josep Medrano

La presión de los restauradores ha dado sus frutos. El Ajuntament de Palma ha aplazado la reunión que había convocado para discutir la propuesta municipal sobre la nueva normativa sobre terrazas. Los restauradores argumentaban que no habían tenido tiempo para estudiarla. De está manera, ya es prácticamente imposible que la ordenanza se apruebe este mes de febrero.

“Necesitamos más tiempo para estudiar la propuesta de Cort y, sobre la misma, tenemos intención de presentar una contrapropuesta. Nos parece una verdadera tomadura de pelo que nos citen a los dos días de presentarnos su propuesta”, aseguraba Alfonso Robledo, presidente de la Asociación de Restauración.

Desde el Consistorio se ha ofrecido una semana más de tiempo para que puedan estudiar el texto y presentar las enmiendas pertinentes. Los restauradores tienen claro que una normativa tan importante como la de las terrazas tiene que contar con el consenso de todos. “Lo que queremos es que se alcance un acuerdo de futuro que incluya la opinión de los vecinos afectados. Lo que no se puede hacer es que cada cuatro años se promulgue una nueva normativa sobre terrazas”, añadía Robledo.

 

Desde la oposición de Cort también se critican las prisas por aprobar esta ordenanza. El portavoz de Ciudadanos en el Ajuntament, Josep Lluís Bauzá, ha asegurado que no entiende que el Consistorio tardara dos años en tener lista la ordenanza “porqué no se aclaraban entre ellos” y ahora se tenga prisa en aprobar la propuesta.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.