Vecinos y comerciantes en pie de guerra por el desvío de plaza de Cort a Colom

Por J.L.C.

Aunque el Ajuntament de Palma lo niegue por activa y por pasiva, lo cierto es que día sí y día también, los vecinos del centro histórico de Palma y los comerciantes observan con incredulidad que a primeras horas de la mañana una señal de tráfico obliga a todos aquellos  que circulan desde la plaza de Santa Eulàlia hasta la de Cort a desviarse por la calle Colom.

Cort reitera que esta obligación tan solo se ha impuesto de forma provisional en ocasiones muy especiales pero los vecinos están más que hartos que esta provisionalidad  se haya convertido en rutinaria y termine siendo una obligación.

La Asociación de Vecinos de La Calatrava puso el grito en el cielo cuando estas navidades observaron durante varios días que todos los vehículos que accedían a la plaza de Cort desde la plaza de Santa Eulàlia se veían obligados a desviarse hacia la calle Colom sin posibilidad de acceder al centro por Palau Reial y Conquistador.

Este desvío, según los vecinos consultados, les impide acceder al centro de la ciudad, al tener que dar un amplio rodeo. Además, los mismos vecinos  critican que la decisión del consistorio se debía a la intención del mismo de hacer la calle Conquistador una vía  en sentido único, no en ambas direcciones como sucede actualmente.

Los vecinos temen que esta  provisionalidad se convierta en obligación ya que son muchísimos los días en los que se coloca esta señal sin observarse ninguna fiesta especial o aglomeraciones de personas especialmente significativas.

Desde el Ajuntament de Palma, el regidor de Mobilitat, Joan Ferrer, ha desmentido con rotundidad estas críticas asegurando que “en modo alguno se va a obligar a los vecinos  a desviarse  por la calle Colom. No hay ningún plan  por parte de Mobilitat de  de cambiar nada. Es una señal provisional que la Policía Local pone en funcionamiento en momentos concretos por fiestas o saturación de vehículos o de personas”.

No obstante, los vecinos siguen recelando de las declaraciones de Joan Ferrer y afirman que  este desvío se sigue produciendo muchos días “lo que va a complicar mucho la ya de por sí saturación de la circulación en la zona  y la vida de los residentes”.

Varias asociaciones vecinales de la zona han sido muy críticas con Cort  al señalar que se hace caso omiso a las demandas de los residentes.

Entre estas exigencias figuran el problema que genera para las personas mayores el nuevo sistema de recogida de residuos móvil, la presencia de okupas  en varias calles de la zona de La Calatrava, el mal estado de algunas calles y, la presencia de taxistas en los aledaños de la Seo cuando a ellos se les han suprimido numerosas plazas para poder aparcar en las cercanías de la catedral.

1 Comentario

  1. El Ferrer seguro pretende hacer lo que los vecinos sospechan, un “delincuente” que ha sido ya sancionado por protección de datos y pagado con el dinero de todos, no puede ser fiable ni estar en el lugar que ocupa

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.