Parroquias casi vacías frente a iglesias evangélicas a rebosar

Por Laura Rullán y María Jesús Almendáriz

La importancia que tiene el catolicismo en Mallorca, en Balears y en todo el país en términos cuantitativos es el argumento que han utilizado en el Obispado de Mallorca para salir al paso de cuestiones como si están preocupados por la notable asistencia a otros cultos.

“En términos estadísticos, la Iglesia Católica cuenta con más fieles que la Evangélica“, son las palabras con las que tratan de quitar hierro al asunto desde el Bisbat al ser preguntados por la masiva afluencia de familias enteras a los centros evangélicos abiertos por toda la geografía palmesana.

No preocupa, por tanto, esta masiva afluencia de fieles a las iglesias evangélicas, dónde es habitual ver a decenas de personas que regularmente acuden acompañados de toda la familia. Matrimonios, niños, jóvenes, parejas, ancianos, todos se dan cita en este culto cristiano creando una auténtica comunidad social que se ha visto incrementada notablemente con la llegada de inmigrantes latinoamericanos.

Una imagen que difiere de las iglesias católicas que se llenan en bodas, bautizos, comuniones y entierros y se vacían en el resto de fechas obligando al sacerdote de turno a dirigirse muchas veces a muy pocos asistentes a las misas que se ofician regularmente. Hay misas que, depende de la hora, sólo es seguida por dos o tres ancianas que se resisten a perder este hábito.

mallorcaconfidencial.com ha visitado tres iglesias en diferentes barrios de Palma y ha podido comprobar que, salvo las personas mayores que ya son asiduas, el culto católico no consigue sumar adeptos entre los más jóvenes, al menos en lo que se refiere a la celebración de la misa.

Un extremo que este digital ha trasladado al Bisbat de Mallorca, dónde sin ser explícitos y queriendo evitar comparaciones, sí han hecho su particular interpretación de la realidad al afirmar que la gran afluencia de fieles a las iglesias evangélicas “se debe, posiblemente, porque hay más iglesias católicas que evangélicas”.

Para a continuación añadir un escueto “es un tema por el que no estamos preocupados”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.