El TC anula el acuerdo que permitió tramitar la ley del referéndum catalán

Europa Press

El Tribunal Constitucional (TC) ha declarado nulo el acuerdo de la mesa del Parlament que permitió la tramitación y aprobación de la ley del referéndum, que no admitió la solicitud de dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias (CGE), por lo que concluye que se vulneraron los derechos de los diputados.

La sentencia responde a un recurso de amparo presentado por el grupo parlamentario del PSC ante el TC. El motivo de dicho recurso son las votaciones del pleno del pasado 6 de septiembre en el Parlament. Dicha fecha se votaba sobre la ley del referéndum presentada por JxSí y la CUP.

Así, el alto tribunal destaca que la actuación de la mesa y de sus miembros se llevó a cabo a pesar de las advertencias de los magistrados del Palmanet. Además de, sin tener en cuenta las protestas de Cs, PP y PSC. Ambas formaciones se opusieron a la admisión a trámite y a la alteración del orden del día. Algo que tenía por objeto evitra incluir el acuerdo en el pleno.

El texto recoge que la preservación del pluralismo político es inseparable del respeto a la posición. Al mismo tiempo, insisten, en que es inseparable de los derechos de las minorías. En este sentido, ha recordado que la ley del referéndum se aprobó “al margen” de la ley.

Asimismo, señala que la mayoría se sirvió para improvisar y articular un cauce. Dicho cauce dejó “a su arbitrio las posibilidades de intervención” de los grupos y diputados. Igualmente, ocurrió con sus derechos. Por ello, recuerda, la solicitud de dictamen al CGE es, para los grupos y diputados, una garantía del propio Estatut de Catalunya.

“La posibilidad de pedir dicho dictamen no puede ser suprimida por la Cámara” y a su vez no afectar al resto de formaciones, señalan. Así ha reiterado que el Parlament debe asegurar el ejercicio de los derechos y facultades de los parlamentarios. Igualmente, ocurre con la participación no discriminatoria de sus representantes.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.