Cort oferta una idea de menor impacto ambiental para el Tramo I de la Vía Conectora

Las obras entre la carretera de Sineu y los depósitos de CLH de la futura Vía Conectora van a buen ritmo aunque no servirá de mucho si el Consell de Mallorca no da vía libre a la ejecución de las obras del Tramo I de esta vía,  comprendidas entre  los depósitos de CLH y la entrada a la barriada del Coll den Rabassa.

La propuesta del Ajuntament de Palma, presentada recientemente, ha retrasado su aprobación al poner sobre la mesa el consistorio un conjunto de modificaciones no contempladas en el proyecto del Consell como son una considerable reducción de rotondas, adecuación de un carril para bicicletas y habilitar un espacio físico para que pueda transcurrir el futuro tranvía.

Este último tramo que culminará las obras de la futura Vía Conectora es el más complejo y complicado de ejecutar debido a que en el mismo se  agrupan diversas infraestructuras que han de ser contempladas.  

Así pues, en este tramo, sin ir más lejos, se encuentra la conexión con la autopista de Manacor (Ma-15), la autopista del Aeropuerto (Ma-19), Mercapalma, el macro centro comercial Fan  y la entrada a la barriada de Coll den Rabassa.

El Consell de Mallorca elaboró un proyecto (izquierda de la imagen) en la que contemplaba  un total de ocho rotondas y no desdeñaba pasos elevados. Este proyecto no es del agrado del Ajuntament de Palma ya  que el cúmulo de rotondas tiene un fortísimo impacto ambiental debido a que provocará la saturación de la circulación rodada. Además, no contemplaba otros aspectos  como la posibilidad de incluir un carril bici y habilitar espacios para el futuro tranvía de Palma.

En este sentido, el edil de Mobilitat, Joan Ferrer  ha señalado que “en  la propuesta que hemos presentado al Consell de Mallorca (imagen derecha), se incluía una serie de observaciones como que cuando se construyan los puentes que se tienen que ejecutar, tengan la altura suficiente para que en un futuro se pueda instalar un trazado de tranvía. No obstante, Ferrer también ha adelantado que Cort no prevé en esta legislatura  la posibilidad de iniciar las obras del futuro tranvía “por falta de financiación”.

Otro de los aspectos negativos que presenta el proyecto del Consell es el alto número de rotondas previstas, 8 en total, a todas luces excesivas para el Ajuntament de Palma que  en su propuesta las limita a cuatro y la posibilidad de disponer de espacios para instalar un carril bici.

Por último, los enlaces deberán evitar los cuellos de botella que se producen actualmente en esta zona por lo que la propuesta de enlace segrega los tránsitos con dos salidas distintas. Por un lado, la que iría hacia el Coll den Rabassa y, por la otra, por los vehículos que se dirigirán hacia el centro comercial, a Mercapalma y a la vía conectora. De este modo, se evitará que lo vecinos del Coll den Rabassa se vean afectados por posibles retenciones de los que se dirigen al centro comercial.

Sea cual sea el proyecto final, el Consell deberá tomar una rápida decisión y aprobarlo  a más tardar en el mes de marzo puesto que posteriormente deberá entrar en licitación y ser aprobado antes de que se dé por finalizada esta legislatura.

Tanto la Federación de vecinos de Palma como el grupo  municipal de de Ciudadanos en Cort, éste último con determinados matices, entienden que es importante reducir el notable impacto ambiental que supondría la acumulación de rotondas en un espacio tan limitado como el Tramo I, por lo que apuestan por su reducción.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.