Ensenyat no se corta un pelo , ni con el disfraz, ni con los comentarios

Muy seguro está Miquel Ensenyat de lo que cuelga en las redes publicas, las no restringidas, las que llegan no sólo a sus amigos, porque si no lo estuviera no habría gabinete de comunicación política, el mejor del mundo, que pudiera encauzar el impacto de esta foto con comentario sui generis que la acompaña, por tratarse de un político en activo que está en el punto de mira de los suyos, los que lo entienden, pero también de los que están en el polo opuesto o en el medio, o al costado.

Y todo viene porque el presidente de la institución insular no se ha cortado un pelo en colgar una foto disfrazado del gran Popeye. Hasta ahí todo en línea. Un disfraz más de los muchos y muy disparatados que se ven estos días en pequeños y mayores por toda Baleares.

Pero dice Ensenyat a cuenta de su disfraz y al comentario que le ha hecho su marido Alberto: “Popeye, Papoya o ‘maricón de puerto’“.

No debemos perder nunca el sentido del humor”, añade el político soberanista de MÉS per Mallorca. “Y si nos hemos de reír de alguien que sea de nosotros mismos, que no hay cosa más sana. ¡Venga, a hacer un poco el asno pero con seny!”.

Punto final.

 

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.