Una banda juvenil arrestada en Eivissa por la muerte de un hombre en Navidad

Tres hombres han sido detenidos por un homicidio y un robo con violencia en la madrugada de Navidad en Eivissa. Concretamente, en la zona de Figueretas.

La víctima es un joven ibicenco de 23 años. Al llegar a su dimicilio, tras la fiesta de Nochebuena, presentaba algunas heridas en la cara y en las manos. Según dijo su madre, el joven las achacó a una caída. Sin embargo, cuando fueron a despertarle para la comida familiar comprobaron que no tenía constantes vitales. Inmediatamente, llamaron a los servicios de emergencia activándose el protocolo previsto para estos casos con la intervención de la brigada de seguridad ciudadana, policía judicial, policía científica y la médico forense del juzgado de guardia. Tras realizar las primeras comprobaciones se apreció la existencia de lesiones que no tenían apariencia de ser fortuitas, a pesar de los comentarios del joven al llegar a casa.

El TELÉFONO MÓVIL, CLAVE PARA RESOLVER EL CASO

Desde ese momento, agentes de homicidios iniciaron una investigación. Tratando de reconstruir las últimas horas de vida del fallecido. Para ello se recopiló toda la información posible. Pese a que, el único dato del que se disponía entonces era que llegó a la vivienda sin su teléfono móvil.

Poco a poco, se situó a los posibles autores integrados en un grupo organizado radicado en la ciudad de Eivissa. Los agentes comprobaron que en este grupo existían diferentes rangos jerárquicos. Los miembros tenían sus tareas bien definidas. Llegando, incluso a apreciarse la puesta en práctica de ritos de iniciación para entrar en el grupo.

Por otro lado, los investigadores consiguieron localizar el teléfono móvil del fallecido en la ciudad de Barcelona. Allí se identificó a su actual propietario. Fue gracias al actual propietario que se pudo relacionar el dispositivo con un residente en Eivissa. En concreto, con un hombre que se dedica a reparar móviles. Tras localizar a este individuo en la ciudad, se situó el origen del teléfono móvil en un grupo de jóvenes que con habitualidad se dedican a robos de dispositivos.

Con esta información se pudo comprobar que las declaraciones del individuo que envió el teléfono a Barcelona coincidían con los datos que se tenían de la organización juvenil que estaba siendo sometida a vigilancia en Eivissa, procediendo a la detención de tres de los componentes del grupo. Esta mañana dos de ellos han pasado a disposición judicial y el tercero ha quedado en libertad.

La investigación la ha realizado el grupo UDEV de la policía judicial de Ibiza de manera conjunta con el grupo de homicidios de la Brigada de delitos contra las personas de la de la UDEV central de la Comisaría general de policía judicial y la colaboración del grupo II de crimen organizado de la Brigada provincial de policía judicial de Barcelona.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.