La soprano Lisa Larsson vuelve a Mallorca con la Sinfónica de las Islas Balears

La soprano Lisa Larsson repite por segundo año consecutivo con la Orquesta Sinfónica de las Islas Baleares en el noveno concierto de temporada que tendrá lugar el 15 de febrero, a las 20:00h, en el Auditorium de Palma. Para esta velada se interpretarán las siguientes obras: Lo aísla Disabitata, apertura de F.J. Haydn; Ichdenke Dein (estreno en España) de R. Martinsson y Cuadros de una exposición de M.Músorgski/M.Ravel; en esta ocasión, dirigido por el director titular de la Sinfónica, Pablo Mielgo.

Con este nuevo concierto de temporada continúa el “Festival Islas Sonoras” con la interpretación de la obra Ich denke Dein. El Festival “Islas Sonoras” engloba, en diferentes conciertos, obras de grandes compositores de la actualidad como el compositor en residencia Antoni Parera Fons (Apertura para un buen día); O. Navarro (Concierto para clarinete); K. Penderecki (Concierto para violín núm. 2 Metamorphosen); R. Martinsson (Ich denkeDein) y J. P. Jofre.

La apertura de Lo aísla disabitata será la obra que inicie el concierto. Se trata de un fragmento de la ópera que compuso F.J. Haydn. Explica la historia de dos hermanas que, después de superar varias peripecias, han vivido durante trece años en una isla desierta de dónde serán liberadas por el marido de una de ellas. La apertura, un buen exponente de primer movimiento de sinfonía clásica, suena justo antes de abrirse el telón. La obra nos pone en situación y nos predispone a vivir una historia vibrante y apasionada cargada del espíritu Sturm und Drang, del que estaban imbuidas las composiciones más progresistas de la época.

A continuación, la Orquesta Sinfónica de las Islas Baleares, acompañada de la gran voz de Lisa Larsson, despedirán la primera parte con la obra Ich denke Dein de R. Martinsson. Según explica el mismo compositor, se trata de una selección de poesías alemanas de JohannWolfgang von Goethe, Joseph von Eichendorff y Rainer Maria Rilke. El tema vinculante es el amor.

Para finalizar el concierto, Cuadros de una exposición (1874), una suite para piano de diez piezas musicales –magistralmente orquestada años más tarde por Ravel mejorando notablemente la versión de piano– que describe varias escenas pictóricas figurativas (un gnomo, un viejo castillo, los jardines de las Tulleries, una escena de pollitos, unas catacumbas, etc.).

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.