“Los de Terraferida ponen muchos puntitos en el mapa sin ton ni son”

Y quienes dicen esto de los puntitos es porque no se creen que los conservacionistas hayan hecho un trabajo estructurado y científico sobre la zonificación porque esto, claro, cuesta tiempo y sobre todo dinero.

Por eso ponen en solfa las airadas críticas de Terraferida, entre otras cosas porque en Palma hay barrios que de no ser por las nuevas edificaciones todavía “estaríamos viviendo con las putas“.

Se refieren a una parte del antiguo barrio chino y desde hace unos años una zona muy demandada por extranjeros para vivir mientras trabajan aquí o por turistas que prefieren conocer la isla teniendo su base no en un hotel, si no en uno de los pisos de los edificios que lucen nuevos y brillantes en sa Gerreria.

Es evidente que hay gente muy cabreada por todos lados“, apuntan.

Cuentan que hay reuniones de vecinos y de propietarios en las que hay duros enfrentamientos verbales porque mientras unos dicen que el alquiler turístico hace subir los alquileres en general y que echan a la gente autóctona del barrio, los otros sostienen que “pues si os parece, mejor volvemos a como estaba esto antes, con las putas y los edificios a punto de caerse“.

Amigo, dicen, todo no puede ser.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.