Muere Enrique de Dinamarca, el hombre que siempre quiso ser rey

REUTERS / SCANPIX DENMARK

El príncipe Enrique de Dinamarca, marido de la reina Margarita ha fallecido a los 83 años en el castillo de Fredensborg. El hombre que siempre quiso ser rey, se ha marchado para siempre mientras dormía. “Su majestad la reina y sus dos hijos estaba a su lado”. Así lo ha hecho oficial mediante un comunidado la Casa Real danesa.

El príncipe fue diagnosticado hace dos semanas de un tumor pulmonar benigno y estuvo hospitalizado a causa de una enfermedad que sufrió durante un viaje privado a Egipto.

Enrique de Dinamarca nació en Francia en 1934 y se retiró de la vida pública en 2016. Al retirarse de la vida pública, decidió renunciar a su título de príncipe consorte. Un título que fue el primer hombre en ostentar en el país europeo y que nunca le gustó demasiado.

En múltiples ocasiones se ha mostrado descontento con el papel de “florero” que consideraba se le había dado. En este sentido, explicaba, “hoy, a la mujer de un rey se le da el título de reina”. Sin embargo, cotinuana quejándose, “pero el marido de una reina no se le convierte en rey al casarse”.

Una palabras que recogió en su día el períodico danés BT y que hoy vuelven a sonar con fuerza que nunca. Pues, en una de sus última declaraciones aseguraba no querer ser enterrado en Roskilde. Solo lo aceptaría, aseguraba, si no era nombrado Rey. Un desafio a la tradición de que los reyes y sus cónyuges descansen en este enclave al este del país.

Habrá que esperar, por tanto, para ver cómo y dónde se desarrollan los actos fúnebres en su honor, así como en qué lugar reposarán sus restos mortales para siempre.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.