Los constructores critican que Ley de la Vivienda no favorece casas asequibles

La Asociación de Constructores de las Islas Balears considera que la Ley de Vivienda que tramita el Parlament “no va a favorecer a que la gente con menos poder adquisitivo vaya a poder acceder a la vivienda”, ha asegurado hoy el vicepresidente de la entidad, Óscar Carreras.

Carreras ha explicado que la normativa incide en la expropiación a grandes tenedores de vivienda vacía, algo que prevén que afectará principalmente a entidades financieras y a los promotores y producirá “un efecto boomerang”, ante la necesidad de intentar garantizar la venta de las viviendas que se construyan para que no queden vacías.

Ante la posibilidad de expropiación, se va a construir buscando la venta asegurada sobre plano, algo a lo que solo tiene acceso la población con alto poder adquisitivo. Para que el sector pueda “sobrevivir”, esta ley “obliga a un producto de alto poder adquisitivo”.

“No va a favorecer a que la gente con menos poder adquisitivo vaya a poder acceder a la vivienda”, ha afirmado Carreras en una rueda de prensa. Ha explicado que el plazo normal desde que se construye hasta que se vende la vivienda son unos 4 años.

Carreras ha señalado además las dificultades logísticas que supone la aplicación de esta medida, porque para expropiar estas viviendas vacías el Govern tendrá que asumir los gastos de hipoteca, comunidad, IBI y otros conceptos y “en los presupuestos de 2018 no hay ninguna partida prevista para esos gastos” cuando está previsto que la ley entre en vigor en septiembre.

Sobre la carencia de viviendas asequibles, el vicepresidente de los constructores ha dicho que está condicionada por el hándicap del elevado precio del suelo y, ante el consenso social de que no se ocupe más territorio requiere poder “aumentar densidad y altura”.

“Desde la asociación lo hemos recalcado reiteradamente y el problema es que la Administración no nos ha escuchado”, ha dicho Carreras, quien valora el esfuerzo dirigido hacia el incremento de las viviendas de protección oficial, pero también ha precisado que se ha orientado solo hacia el alquiler.

Si bien Carreras considera que la Ley de Vivienda no ha tenido en cuenta las aportaciones de los constructores, valora el trabajo llevado a cabo en los cupos y regulación de VPO. “La parte técnica de la ley es un trabajo excelente”, ha afirmado.

Ha indicado que no existe ningún tipo de ayuda para la compra de VPO, con lo que la iniciativa privada no puede optar a construir este tipo de viviendas ya que las destinadas a alquiler no obtienen financiación.

Además ha recalcado que por el momento está prevista la construcción de 14 viviendas de protección para este año, aunque se hable de 500 a más largo plazo.

El presidente de la Asociación de Constructores, Eduardo López, también ha incidido en este aspecto y ha dicho: “500 viviendas en tres años y para cuatro islas no puede resolver la demanda de vivienda asequible que tenemos”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.