El supuesto autor del tiroteo de Florida formó parte de un grupo supremacista blanco

Nikolas Cruz, el joven de 19 años detenido por el asesinato de 17 personas en un instituto de Florida, había participado en una formación paramilitar de un grupo supremacista blanco llamado República de Florida, ha revelado este jueves su líder, Jordan Jereb.

“Estuvo implicado en algún momento con la célula de República de Florida Clearwater”, ha asegurado Jereb, en declaraciones telefónicas a la agencia de noticias Reuters.

Cruz ha sido imputado por 17 cargos de asesinato por el tiroteo perpetrado el miércoles en el instituto Marjory Stoneman Douglas de la ciudad de Parkland. Más de 20 personas resultaron heridas en este ataque, el tercero con más víctimas mortales acaecido en un centro educativo de Estados Unidos.

El joven estaba armado con un fusil de estilo AR-15 y tenía numerosos recambios de municiones cuando fue rodeado por los efectivos en un área residencial cercana, según la Policía. A Cruz le encantan las armas y fue expulsado de la escuela por motivos disciplinarios que no fueron especificados, según efectivos y excompañeros de clases.

Además, Cruz también había dejado signos de alerta en las redes sociales, en concreto en un comentario a un vídeo de YouTube que no se pudo rastrear, ha reconocido un portavoz del FBI, Robert Lasky. Una persona llamada Nikolas Cruz dejó un comentario en el que se leía: “voy a ser un atacante de escuelas profesional”.

Lasky ha explicado ante los medios que el aviso no daba más detalles sobre el momento o el lugar del posible ataque, si bien las autoridades han descartado que el tirador contase con algún cómplice. El FBI aún no ha podido determinar los motivos que llevaron a Cruz a perpetrar la masacre.

Cruz se había mudado recientemente con otra familia tras la muerte de su madre el pasado noviembre, según han contado Jim Lewis, un abogado que representa a la familia y los medios locales, llevando el fusil AR-15 con él junto con otras pertenencias. La familia creía que Cruz estaba deprimido pero lo atribuyó a la muerte de su madre y no a una enfermedad mental. “No vieron ningún peligro”, ha señalado Lewis a la CNN.

COMPARECENCIA

Cruz ha realizado este jueves su primera comparecencia ante un tribuna. Vestido con el uniforme naranja de presidiario y con las manos encadenadas, ha asistido a una breve vista en la que la juez ha decretado que permanezca en prisión provisional sin posibilidad de fianza.

“Sí, señora”, ha dicho como únicas palabras, después de que la juez le pidiese que confirmase su identidad.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.