El Palma Futsal cae y además por 1-3

El Palma Futsal sufrió la primera derrota de la temporada en Son Moix ante el líder, el Movistar Inter, en una gran actuación del equipo balear que se topó una y otra vez con el portero rival, Jesús Herrero, que aguó la fiesta de un Palau que presentó un nuevo lleno absoluto. Paradynski recortaba distancia tras los goles de Gadeia y Rafael Humberto firmaba el definitivo uno a tres.

El conjunto mallorquín salió a la cancha con el cuchillo entre los dientes y en los primeros minutos mostró su versión más ambiciosa y eléctrica. El técnico, Antonio Vadillo, pedía verticalidad y así lo hicieron sus hombres que en apenas dos minutos gozaron de hasta tres buenas ocasiones de gol. Una primera doble oportunidad de Paradynski y las posteriores de Diego Favero y Tomaz. Poco a poco entraba en partido el equipo de Torrejón de Ardoz pero los isleños mantenían su presión y seguían inquietando al meta rival, Jesús Herrero, sobre todo en las botas de Eloy Rojas. El marcador no se movía y la madera evitaba el primero de los locales después de que el balón se estrellara en el palo tras un trallazo de Éder. Sin embargo el deporte y el fútbol sala son caprichosos y se adelantaría el cuadro local después de que Gadeia aprovechara una jugada a balón parado de los de Jesús Velasco (0-1).

No se arrugaba el Palma tras el gol encajado y mantenía la presión muy alta tratando de provocar pérdidas de balón al rival cerca de su portería. El tanto daba algo de tranquilidad a un Movistar Inter que tocaba con más calma y reducía el número de errores en campo defensivo.

Ambos equipos cometían la quinta falta acumulada casi a la vez y se disputarían los últimos tres minutos y medio con este condicionante en defensa para ambos conjuntos. El error no iba a llegar por ninguno de los dos bandos y con la mentalidad de no cometer errores se llegaría al descanso sin que se volviera a mover el marcador y, por tanto, con ventaja por la mínima de la escuadra madrileña.

No podía empezar peor la segunda mitad para los intereses del Palma. En apenas doce segundos de juego Rafael Rato anotaba el segundo para los interistas en una jugada idéntica en la que se adelantaría el conjunto madrileño en la primera mitad. El cierre quedaba sin marca en un saque de banda y remataba a placer a puerta vacía para anotar el segundo (0-2).

A pesar del jarro de agua fría el equipo de Vadillo no se descomponía tras el segundo tanto y seguía disputando la posesión del balón y llegando a la meta rival aunque los jugadores de verde pistacho se topaban una y otra vez con Jesús Herrero, que firmó una actuación sobresaliente salvando a su equipo una y otra vez. Joselito disfrutó de varias ocasiones y Eloy Rojas cerca estuvo de recortar distancias con un gran disparo medido a la escuadra que evitó Herrero con una gran intervención.

No llegaba el premio a la insistencia y el portero del Movistar Inter seguía desplegando un extenso abanico de paradas. Diego Nunes dispuso de dos buenas ocasiones pegadas al palo que también se toparon con el meta interista. Ante la imposibilidad de recortar distancias, Vadillo decidió apostar por la estrategia de portero-jugador a cuatro minutos para el final. Con ataque de cinco encontraría el premio el Palma. Paradynski culminaba una excelente jugada colectiva para hacer soñar con la remontada (1-2). Sin embargo el sueño duraría poco porque a la siguiente jugada Humberto devolvía el gol para volver a poner los dos goles de diferencia con el definitivo 1-3.

Décimo llenazo de Son Moix

El Palau Municipal de Son Moix volvió a colgar el cartel de no hay billetes más de veinte minutos antes de que arrancará el partido y cuando todavía faltaban diez minutos para el pitido inicial la grada ya esteba repleta. Por décima vez desde que el Palma Futsal se mudara a Son Moix, hace tres años y medio, se ha llenado el Palau que volvió a ser el sexto jugador del conjunto mallorquín en otra gran cita de los de Antonio Vadillo ante uno de los grandes del fútbol sala nacional. 4.000 personas llenaron el pabellón para volver a presentar un ambiente espectacular de fútbol sala con una afición entregada a su equipo, incluso en los momentos malos, y que dio una fuerza extra a los de verde pistacho a pesar de la derrota ante el líder de la categoría.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.