Más de cien civiles muertos tras los últimos bombardeos del Ejército sirio

El balance de muertos por los ataques aéreos perpetrados por el Ejército de Siria desde el lunes contra la región de Ghuta Oriental, situada en los alrededores de la capital, Damasco, ha ascendido a más de cien, según el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos.

El organismo, con sede en Londres e informantes en el país árabe, ha señalado que entre las víctimas mortales figuran más de 20 niños, agregando que se trata del mayor número de víctimas en un solo día desde 2015.

Por su parte, los grupos armados presentes en Ghuta han disparado morteros contra distritos de Damasco, matando a un niño e hiriendo a otras ocho personas, según han informado los medios estatales sirios.

La Defensa Civil en Ghuta Oriental, el servicio de rescate en las zonas rebeldes conocido como los ‘cascos blancos’, ha informado de intensos bombardeos y disparos de artillería en Saqba, Jisreen, Hammuriye y otras localidades del enclave este lunes.

La ONU estima que casi 400.000 personas viven en este enclave, en manos de los rebeldes y rodeado por las fuerzas leales al presidente, Bashar al Assad, desde 2013, algunas de las cuales necesitarían ser evacuadas porque están enfermas o heridas.

La semana pasada un convoy con ayuda de las agencias de la ONU y la Media Luna Roja Siria consiguió entrar en Ghuta Oriental, casi 80 días después de que se produjera el último envío.

El coordinador regional de la ONU para la crisis siria, Panos Moumtzis, denunció el lunes una “extrema escalada de las hostilidades” en la región. “La situación humanitaria de los civiles en Ghuta Oriental está cada vez más fuera de control. Muchos vecinos no tienen más opción que ocultarse en sótanos y búnqueres subterráneos con sus hijos”, denunció.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.