¿Ha entendido Fina Santiago que los pesemeros quieren a Ensenyat?

Ese paso adelante que ha dado el presidente del Consell de Mallorca no ha sido flor de un día y tiempo ha habido desde la gran crisis con Busquets danzando desde MÉS al Govern y desde el Govern a MÉS hasta dejarla caer en la calle Montenegro lo que ha provocado esta nueva lectura que Miquel Ensenyat ha hecho del gran futuro que le espera a la amalgama soberanista si él no daba un respingo así por lo sano y de plano.

Que lo tiene muy claro, lo dice él y lo dice su círculo más próximo que apuntan la frase que estos días no cesa de repetir en cuantas entrevistas le hacen y cuantas preguntas le realizan: “Si la máxima aspiración de MÉS es el Consell de Mallorca, está claro que estamos renunciando al Govern balear y esto no puede ser así“.

Punto final. No hay quien le conteste, salvo Fina Santiago que las batallas políticas le han hecho tanta mella que se puede hablar de una Santiago de la legislatura de 2007 y de otra Fina de la actual legislatura. Nada que ver.

La Fina Santiago que quería retirarse a la Universidad y olvidarse de todo lo que oliese a política, dio un giro copernicano y volvió. Y en el pacto de gobernabilidad con el PSIB le tocó de nuevo Afers Socials, no Vicepresidència o Turisme, que estaba destinado para el entonces Jefe, Biel Barceló, que dicen fue a buscarla para que no abandonara la política parlamentaria.

Los de allí, fueron los que tuvieron la culpa de lo que pasó con Barceló“, afirman a Más Que Confidencial refiriéndose a quienes debían velar en el Ejecutivo autonómico para que no sucediese lo que sucedió.

Esto y la guerra no soterrada, totalmente abierta entre Busquets y Santiago, sobre todo por ese ninguneo al que se vio sometida la de Afers Socials por la cooperativista del Mata de Jonc para que bajo ningún concepto ocupara el puesto de Barceló, ha echo saltar al ‘tapado‘ de los pesemeros que a la imagen afable y colaboradora ha sumado la de un agerrido candidato para casi todo en la formación soberanista.

Una pugna que los fieles a Ensenyat la quieren vender como “una disputa entre personas” que va “a cambiar el futuro” de MÉS, para mejor porque esto dará vida a las primarias y habrá una mayor participación. 

En el partido aunque sorprendidos por lo que cada día leen en los medios, opinan que “dentro” la cosa no está tan enconada y que sí, que hay diferencias, pero “colaborativas“, que todo suma y que las sensibilidades no están tan definidas, que en un momento dado pueden estar de acuerdo con los pesemeros y en otros con los de Iniciativa o con los independientes. 

Esto no ha hecho más que empezar.

Sí, ayer se vieron las caras. Había Consell Politic, el que se celebra cada mes y al que asisten una veintena de personas.

Ensenyat salió y a lo suyo. Se postula como candidato a barrer a quien se ponga enfrente suya. 

¿Y Santiago?

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.