Aseguran que los animales están a salvo para evitar que salten alarmas

Por María Jesús Almendáriz

Desde la concejalía de Neus Truyol han salido al paso tras los problemas destapados por CCOO que afectan a los usuarios del Centro para animales de Son Reus y a las condiciones laborales del personal, conscientes de que el trato animal es un asunto social muy sensible que si no lo cortan a tiempo puede provocar críticas y reacciones totalmente inesperadas.

Colectivos y plataformas defensores de los animales están “al acecho” de cualquier anomalía que se produzca en todo tipo de entornos, pero sobre todo de los públicos.

El sindicato ha denunciado que hace meses que los sistemas informáticos no funcionan correctamente y esto afecta directamente a las personas que tienen intención de acercarse al Centro para ver a los animales y decidir una futura adopción.

También exigían una reacción más inmediata para reponer el material con el que trabajan y en este sentido acusaban a los responsables del servicio de inacción al saber, por ejemplo, que se les había roto la cámara de fotos y que el personal debía tomar las imágenes con sus propios teléfonos.

Circunstancias, todas ellas, que han provocado en los funcionarios “una elevada carga de trabajo”.

“Somos conscientes y estamos encontrando soluciones de todos los temas que se plantean”,  afirman a mallorcaconfidencial.com desde la concejalía de Ecologia, AgriculturaBenestar Animal del Ajuntament de Palma.

Sobre los problemas informáticos, “ya hemos pedido al Institut Municipal de Innovació (IMI) en reiteradas ocasiones mejoras en el sistema. Esperemos que ahora se resuelva lo antes posible”, puntualizan.

De la cámara de todos inservible, “ya está repuesta”.

“También hemos pedido ampliar el personal”, y en eso están, aunque recuerdan que la ratio se ha duplicado, ya que “ahora trabajan 4 veterinarios y antes lo hacían tan sólo 2″.

En cuanto a las instalaciones que es lo que preocupa y ocupa a muchos de los voluntarios y usuarios, aseguran que “recientemente se ha pintado todo el Centro Sanitario Municipal de Protección Animal (CSMPA) y las condiciones han mejorado notablemente”.

“Se trabaja, añaden, para dignificar este lugar”, por eso quieren dejar claro que bajo ningún concepto “ninguno de los problemas de gestión o informáticos afectan al bienestar de los animales porque de hecho han mejorado sus condiciones“.

Tampoco repercuteen el trabajo de los voluntarios, un equipo de gente en crecimiento que hace una extraordinaria labor”, y “mucho menos afecta a las adopciones, que de forma continuada permiten la salida de animales que encuentran una nueva familia”.

Desde la concejalía de Neus Truyols son conscientes de la repercusión que este tipo de episodios en Son Reus tiene en las redes sociales, dónde ha habido muestras de solidaridad con los trabajadores pero con críticas incluidas a un Centro que han calificado de “obsoleto”.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.