Meliá considera “necesaria” la multa a Airbnb, pero “se están haciendo parches”

El vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer, ha considerado “necesaria” la multa de 300.000 a Airbnb por publicar anuncios de alojamientos turísticos ilegales aunque ha advertido que “se están haciendo parches” en lugar de pensar a medio o largo plazo.

En declaraciones a los medios previas a un evento organizado por la Asociación Balear de la Empresa Familiar (ABEF), Escarrer ha defendido que se debería pensar “a nivel estratégico” el lugar que debería ocupar el alquiler turístico.

“Creo en el modelo de alquiler turístico pero también creo que debería estar regulado y competir en igualdad de condiciones que el sector hotelero”, ha manifestado el empresario mallorquín.

Asimismo, el consejero delegado ha explicado que se debe seguir apostando por la calidad de las plazas turísticas, por la segmentación y “por poner en valor algo más que el turismo de sol y playa, que es necesario pero no suficiente”.

En este sentido, ha sostenido que es necesario acompañarlo con oferta cultural, medioambiental, con infraestructuras “de primera” y seguridad, entre otros.

Respecto a la continuidad generacional de la compañía Meliá, Escarrer ha indicado que “lo más importante es profesionalizar la gestión y una vez profesionalizada da igual que sea un Escarrer o no el que lleve en un futuro las riendas”.

Asimismo, también se ha mostrado partidario de que grandes compañías hoteleras asuman la gestión de pequeños hoteles que se encuentran sin segundas generaciones que sigan adelante. “Creo en los procesos de consolidación”, ha añadido.

El vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Meliá Hotels International también se ha referido a la familia RIU de quienes ha dicho “son ejemplo de ética y muy profesionales”, al ser preguntado por Luis Riu, acusado y detenido en Miami por supuesta corrupción.

Escarrer no ha querido hacer más valoraciones sobre los hechos al asegurar que los desconoce aunque ha indicado sobre los correos electrónicos en los que se evidenciaban supuestos amaños a empleados que “seguramente están sacados de contexto”.

Desde RIU Hotels & Resorts, aseguraron sus ejecutivos son “absolutamente inocentes de los cargos que se les imputan” y que confían “en que el sistema judicial de EEUU concluya que estas acusaciones son totalmente infundadas”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.