17 casos de violencia de género en Santanyí en 2017

Cefi García es la agente de la Policía Local de Santanyí encargada del seguimiento y control de las diferentes actuaciones en materia de violencia de género que se hacen en el municipio.

El año pasado se atendieron hasta 17 casos entre los diferentes núcleos de Santanyí, y según explica el agente García, “quedan muchos sin registrar por el miedo de las víctimas”.

Del total de casos atendidos durante el 2017, casi la mitad (8) no han terminado con la interposición de denuncia, y el resto (9) sí se ha formalizado una orden de alejamiento.

Además, hay 9 casos más en que sigue vigente una orden de alejamiento de años anterior. Desde la Policía Local también se destaca la estrecha colaboración que se tiene con la Guardia Civil para hacer el seguimiento de cada uno de los casos.

La concejala de Policía Local y de la Mujer del Ajuntament de Santanyí, Maria Pons, asegura que “tener una persona como nuestra agente encargada del seguimiento del casos de violencia de género es importantísimo por ese equipo de gobierno, y su trabajo es impecable. Pero entre todos tenemos que hacer que todas las mujeres que sufren maltrato se sientan seguras para dar un paso adelante. Son muchas las mujeres que no se atreven a denunciar a pesar de estar sufriendo situaciones muy difíciles, por miedo o por no tener seguridad de lo que les pasará una vez presenten la denuncia. Por eso la Nuestro trabajo debe ser constante y con personal especializado “.

Además de las actuaciones en casos de violencia de género, Cefire Garcia también ha realizado charlas informativas en el IES de Santanyí y el Colegio Obispo Verger.

Los últimos años estas charlas iban dirigidas a alumnos de 4º de ESO, pero el año pasado también se hicieron los alumnos de 3er.

En total han sido 185 niños y niñas los que han participado en las charlas para que sepan detectar comportamientos o situaciones de acoso o que constituyan violencia de género. “Es muy importante trabajar con los adolescentes, porque cuando hablas con ellos, se ve que muchas veces no tienen claro dónde están los límites en las relaciones de pareja, y por ejemplo, ven muy normal controlar el teléfono, la manera de vestir o con quien se tiene amistad. Por eso hemos ampliado el número de niños y niñas a los que nos dirigimos, y entre todos, padres, madres, educadores y policía, dotarlos de herramientas para evitar comportamientos erróneos y potencialmente peligrosos “

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.