Asaja rechaza la ampliación del Parque por afectar a los cultivos

Asaja ha manifestado este viernes su oposición a la ampliación de s’Albufera. Este rechazo se produce, a penas, horas después de que, el Govern ha anunciado el aumenti en 418 hectáreas del Parque.

En este sentido, ha advertido, más de la mitad corresponden a terrenos de cultivos típicos de la marjal de Muro y Sa Pobla. Por tanto, afecta a más de 2.000 pequeñas parcelas.

La entidad ha asegurado en un comunicado que la ampliación “no tiene ningún sentido”. Sobre todo, ha añadido, “si antes no se abordan y solucionan los problemas que existen actualmente en el parque”. Por eso, ha calificado el anuncio de “una cortina de humo”. Algo que, ha denunciado, “perjudica seriamente a los agricultores afectados”.

Así, han dejado claro que se opone a la ampliación mientras no se cambie la normativa. Su oposición se va a mantener en el tiempo porque el Plan de Usos actual restringe la actividad agrícola. Pues, establece que no se podrían realizar nuevas instalaciones o construcciones agrarias; así como tampoco se podrían ampliar las existentes. Para esto y para cualquier tratamiento fitosanitario se necesitaría autorización previa del Director General de Medio Ambiente.

Recuerda además que, según el plan de usos, solo se autorizan cultivos tradicionales. Esto es así porque se prohíben movimientos de tierra. La caza, por su parte, también tendrá una regulación específica “a partir de la opinión del conseller de turno”. Igual, para todas las fincas afectadas el derecho de tanteo y retractación por parte de la Administración.

Según Asaja, la propuesta perjudica a los agricultores que ejercen sus tareas en las zonas de ampliación del Parque. Aunque, no solo a ellos, también a muchas parcelas utilizadas agrícolamente o como pastizales.

La entidad ha acusado al conseller de Medi Ambient, Vicens Vidal, de “volver a actuar de espaldas al sector”. Pues, según han denunciado, “no se le ha consultado en ningún momento esta ampliación”.

El gerente de Asaja, Joan Simonet, ha tildado la propuesta de “un nuevo ataque a la agricultura productiva de Mallorca”. Simonet lo cree así porque “engaña a los agricultores de la zona, a los ayuntamientos de Sa Pobla y Muro y a sus alcaldes”.

“A pesar de que la presidenta Francina Armengol lo niegue, sí tendrá efectos en el sector agrario si nos atenemos a la normativa vigente publicada en el BOIB”, ha dicho Simonet. “Queremos suponer que la presidenta también ha sido engañada por el conseller”, ha añadido.

Asaja ha señalado que los grupos ecologistas llevan denunciando el mal estado del parque desde hace años. Los llevan denunciando, además, según ha contado Simonet, “con impactos bien identificados pero sin que las soluciones lleguen”.

Ha recordado que, según el GOB, falta una planificación básica. Además, el GOB ha denunciado las carencias de vigilancia, mantenimiento y seguimiento ecológico sistemático.

En 2016, el GOB volvió a advertir del desplome en la presencia de aves acuáticas; la degradación ambiental; salinización del agua y vertidos aguas mal depuradas. Todo, basándose en un informe del director del parque que proponía 19 medidas concretas.

El año pasado, la entidad ecologista volvió a denunciar la grave situación de la Albufera achacando la falta de soluciones a la Conselleria de Medio Ambiente y el mes pasado volvió a repetir la denuncia mediante un informe que ha enviado al Secretariado de RAMSAR solicitando medidas y un plan de choque urgente para contener y revertir grave deterioro ecológico del parque.

Según Asaja, de todo lo que el RAMSAR, el GOB y la propia dirección del parque llevan reclamando años, “el Govern ha hecho lo más fácil: anunciar su ampliación” y las medidas para solucionar los problemas “continúan en el cajón”.

“Antes de ampliar parques y crear nuevas zonas protegidas, que se gestionen correctamente las existentes”, ha reclamado Asaja

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.