Los payeses de las Islas crean una franquicia para potenciar sus productos

Un total de 14 cooperativas de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera se han integrado en el proyecto ‘Farmers & Co’, una franquicia de productos del campo balear que ya ha abierto diez tiendas tanto dentro como fuera del archipiélago.

La marca se ha presentado en un acto público en la Escola d’Hoteleria de Baleares, con la asistencia de la presidenta del Govern, Francina Armengol, el conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, y el de Trabajo, Comercio e Industria, Iago Negueruela.

Farmers & Co cuenta con 6.000 socios y 600 productores para posicionar fuera de las Islas más de 500 productos locales bajo un mismo paraguas. Por ello, los triángulos del logo representan a cada una de las cuatro Islas con el eslogan ‘Productes del camp que uneixen’.

Este año ‘Farmers’ ya cuenta con diez tiendas –en Mallorca, Menorca y Madrid– y para el año que viene se prevén abrir otras 15, una de ellas en Lisboa.

El director comercial y de expansión del proyecto, Tolo Mercadal, ha explicado que la iniciativa surgió en Menorca a partir de la fusión de dos cooperativas que constataron que los productos “tenían más dificultades cuando se vendían individualmente”.

Según Mercadal, las negociaciones “no han sido fáciles” y han requerido “mucha capacidad de ceder” pero con este modelo de franquicia la “potencia” de los productos “tiene mucho eco”.

El director comercial ha explicado que la estrategia se centra en la calidad del producto, la degustación para dar a conocerlo y el impulso del “turismo experiencial” para acercar al consumidor “todo lo que hay detrás”.

En este sentido, Mercadal ha explicado que para tener una tienda ‘Farmers & Co’ existen algunos puntos que “no son negociables”: pedirán “una formación adecuada” a la persona responsable y también que conozca las Islas.

El motivo es que “la franquicia es el medio, no el destino final”, con el objetivo de “poder hacerse visibles”. De hecho, Mercadal ha definido la marca no como una franquicia sino como “un movimiento social”.

Durante su intervención para clausurar el acto, Armengol ha recordado que Baleares es “un territorio frágil” por lo que ha elogiado el proyecto por “apostar por la unión”.

La presidenta ha valorado el “papel vertebrador” de ‘Farmers & Co’ en el desarrollo de la economía local y como ayuda para los pequeños productores y campesinos, “personas que aman el campo”. “Demostráis que juntos somos más fuertes que por separado”, ha incidido.

En este contexto, Armengol ha reivindicado “la necesidad de un régimen especial para Baleares que mejore la competitividad de las empresas de las islas y que compense los sobrecostes de las empresas para proveerse y distribuir sus productos”.

“Pedimos igualdad de condiciones, que se reconozca lo que somos. No es justo que las cooperativas de aquí lo tengan más complicado que las del resto de España”, ha subrayado.

Paralelamente, el director general de Cooperativas Agroalimentarias de España, Agustín Herrero, ha defendido el cooperativismo como “la mejor solución para los agricultores y ganaderos” si bien ha alertado que “no basta con tener la cooperativa y, en muchos casos, ser proveedores de otros participantes de la cadena” sino que es necesario “ganar dimensión, profesionalizarse y avanzar en la cadena de valor”.

Por su parte, el presidente de la Cooperativa Sant Bartomeu de Sóller, Miquel Gual, ha valorado que el proyecto haya surgido directamente de las cooperativas y ha recalcado la importancia de llegar al consumidor final “con el mínimo de intermediarios posible”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.