Serveis Socials niega que sea “un centro de creación de delincuentes” 

Por Josep Medrano

La conselleria de Serveis Socials i Cooperació niega rotundamente las acusaciones del secretario general del Sindicato Espartano de Seguridad (SIES), Bernat Oliver, en las que asegura que el centro socioeducativo es Pinaret “no es un centro de reinserción, es un centro de creación de delincuentes”.

Por su parte, fuentes de la conselleria de Serveis Socials han asegurado a mallorcaconfidencial.com que se ha hecho una gran inversión para remodelar todo el centro. Se ha cambiado todo el sistema antiincendios y se ha hecho una formación a todos los trabajadores sociales que trabajan en es Pinaret. Además, el contrato con la nueva empresa de seguridad cuenta con la dotación económica más alta hecha hasta ahora y supera el millón de euros.

Oliver niega este extremo y asegura que los medios invertidos por la conselleria son insuficientes para el buen funcionamiento de la instalación.“Aquí no se recupera a nadie, sino que se vuelven peores”, afirma. También añade que el cambio de empresa de seguridad y el despido de los antiguos trabajadores no ayudó.

Según el representante sindical, ahora en es Pinaret “mandan los internos, reina la ley del más fuerte”. “Los jóvenes ahora le llaman el ‘chiquipark'”, asegura, “porqué hacen lo que quieren: agreden a los vigilantes, se fugan cada dos por tres, esto no pasaba con el antiguo equipo”.

El sindicalista denuncia que el centro se ha convertido en una prisión de menores. “Se forman bandas o maras y se vuelven más agresivos”, asegura. “Están ahí para cumplir condena y fugarse cuando puedan”, sentencia.

“NADIE QUIERE ESTAR EN ES PINARET”

Sobre la dimisión del actual director, Bernat Vidal, Sebastian Oliver asegura que no le sorprende. “Nadie quiere estar en es Pinaret”, apuntilla. El secretario general del SIES afirma que “se ha ido por la presión de lo que estaba pasando. El centro está descontrolado. Se va para que no le explote algún caso en las manos”.

Oliver no culpa a Vidal. “Es un buen profesional, no tiene culpa de nada. Tiene las manos atadas. No tiene medios para hacer nada, pero si pasa algo, el responsable es él”. “Es un hombre de paja y parapeto de la conselleria de Serveis Socials i Cooperació”, añade. Sobre el substituto de Vidal, Marcos Campoy, afirma que es un joven “fácil de controlar y manipular”. 

El representante sindical asegura que la responsabilidad es de Fina Santiago, consellera de Serveis Socials i Cooperació. Critica que la conselleria no aporta los medios necesarios para el buen funcionamiento del centro. “Llevo dos años guerreando por es Pinaret”, asegura Oliver. Afirma que ha solicitado más de 15 reuniones con Santiago, pero que no se las conceden. “No quiere verme (Fina Santiago), porqué sabe que le voy a destapar irregularidades”. “Se pone enferma al oír mi nombre, soy un cáncer para ella”, añade.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.