Manacor expone el resultado de las excavaciones en Sa Ferradura y Cala Morell

El Museo de Historia de Manacor muestra desde este sábado hasta el 6 de mayo la exposición “Promontorios y murallas. Los asentamientos costeros de la Edad de bronce en Mallorca y Menorca”, que muestra los resultados de las excavaciones realizadas desde 2011 en los yacimientos de Sa Ferradura y Cala Morell.

La muestra se centra en la investigación llevada a cabo en el proyecto “Entre Illes”, en los yacimientos costeros de Cala Morell, situado en Ciutadella, y de sa Ferradura, de Manacor, intervenciones dirigidas por los arqueólogos Montserrat Anglada, Maria José León i Antoni Ferrer, de Menorca; y Damià Ramis i Magdalena Salas, de Manacor.

La alcaldesa de Manacor, Catalina Riera, ha explicado esta tarde en la inauguración que la exposición es “una oportunidad para tomar conciencia de la riqueza arqueológica y patrimonial por descubrir y demuestra que la colaboración entre administraciones, entre museos y entre científicos puede dar resultados ejemplares”.

Las excavaciones en las que se centra la muestra se basan el proyecto “Entre islas. Insularidad, interacción con el exterior y complejidad social: los asentamientos costeros de la Edad de Bronce en las Islas Baleares” que busca recoger nuevos datos de estos lugares.

El proyecto de investigación lo impulsa la Asociación de Amigos del Museo de Historia de Manacor y los ayuntamientos de Manacor y Ciutadella, con el apoyo financiero de los consells de Menorca y Mallorca.

Hasta esta investigación, la mayoría de los datos de asentamientos costeros en las dos islas procedían de las excavaciones de Cap de Forma (Mahón), llevadas a cabo por un equipo de la Universidad de Sàsser (Cerdeña) desde 1997.

La interpretación tradicional de estos asentamientos los relacionaba con el comercio marítimo del Bronce final pero gracias a las investigaciones en Cala Morell y sa Ferradura, se sabe que algunos ya estaban ocupados en una fase anterior y que los contactos comerciales con el exterior no fueron la motivación principal de los asentamientos.

Aparentemente, su ubicación en lugares costeros inaccesibles responde a la necesidad de defenderse de ataques de poblaciones en diferentes momentos de la prehistoria que hasta ahora se interpretaban como eminentemente pacíficos.

Estos yacimientos revelan que la prehistoria de las islas es más compleja de lo que se pensaba.

Entre las piezas arqueológicas que muestra la exposición figuran algunas excepcionales en la prehistoria de Baleares. Están explicadas mediante textos didácticos, fotografías e ilustraciones.

La muestra explica una época capital de la historia de las islas, ya que es el momento en el que surgió la primera cultura autóctona de las islas, la de las “navetes” de habitación, que dará lugar a la cultura talayótica.

Las piezas ya se han expuesto en Ciutadella en octubre y noviembre

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.