Mejoras para personas con movilidad reducida en el centro de salud es Safrà

dav

El centro de salud Es Safrà de Alcúdia ha sido objeto de un proyecto de reforma al que se han destinado 70.259 euros mediante el que se ha mejorado la accesibilidad de personas con movilidad reducida.

En concreto, se ha adaptado los lavabos, puertas, ventanas y barandillas; la altura del mobiliario; remodelado la zona de admisión con unos mostradores más bajos, ampliado la puerta de acceso al quirófano de cirugía menor ambulatoria; adaptado la zona de dormitorios y baños del Punto de Atención Continuada (PAC) e instalado una rampa de para acceder al mismo.

También se ha mejorado la señalización y se ha renovado la instalación del aire acondicionado ya que la Gerencia de Atención Primaria ha aprovechado las obras para implementar, además, el plan de mejora de los centros de salud que incluye tareas de mantenimiento que no se realizaron durante la legislatura pasada.

Según ha detallado la Conselleria de Salud, esta iniciativa forma parte del Plan de Accesibilidad que lleva a cabo el Servicio de Salud con la colaboración de la Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física (Predif) Baleares que cuenta con un presupuesto de 600.000 euros.

Durante una visita al centro, la consellera de Salud, Patricia Gómez, ha destacado que el Plan de Accesibilidad supone “una iniciativa más para mejorar el acceso a la Atención Primaria y ofrecer servicios con equidad, en igualdad de oportunidades para toda la ciudadanía”.

En la actualidad, ya están adaptados los centros de salud de Santanyí y Capdepera con un presupuesto de 75.000 y 63.694 euros, respectivamente. Entre las reformas hechas en estos centros destaca la adaptación de las ventanas, la altura de mobiliario, los lavabos, las puertas y la señalización, entre otras.

Por otra parte, pronto finalizarán las obras de mejora para eliminar las barreras arquitectónicas de los centros de salud de Son Servera, Santa Maria del Camí y Binissalem y se iniciarán las obras de mejora en los centros de salud Arquitecto Bennàssar, Casa del Mar y Escola Graduada, en Palma.

Antes de iniciar las obras, se realizaron auditorías previas para valorar las necesidades de los centros con el fin de desarrollar las mejoras necesarias en cada caso concreto. Las principales deficiencias comunes detectadas en los nueve centros donde se ha hecho la auditoría son de tipo externo e interno.

De las externas destacan la falta de señalización de los vados y pasos de cebra, mientras que las internas son de movilidad, comunicación y de material.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.