La vivienda de Moragas en Nueva York: 11 habitaciones y pista de squash

La residencia del representante permanente de España ante la ONU, que desde enero ocupa Jorge Moragas, dispone de once estancias o dormitorios, cuatro de ellos de servicio, y una pista de squash, y su mantenimiento cuesta 12.291 euros al año, según explica el Gobierno en una respuesta parlamentaria.

En ella, el Ejecutivo aclara a la diputada de ERC Ana María Surra que Moragas ocupará “la residencia oficial del Estado español” para la Representación Permanente de España ante la ONU, un inmueble que “es propiedad del Gobierno de España” desde 1972 y cuya función principal es “representativa”.

 
La residencia, dice el Gobierno, “es el lugar donde se realizan actos oficiales y se aloja puntualmente a Delegaciones de España en visita oficial y a otros miembros de la Administración del Estado”, además de ser la vivienda del embajador. Por ese motivo “dispone de los servicios habituales para el adecuado desempeño” de esas funciones.

 
Así, tiene “almacenes, cuartos de instalaciones, un recibidor, cocina, pequeño comedor; un salón, un comedor oficial, un despacho, siete estancias/dormitorios, un trastero y cuatro estancias/dormitorios de servicio”, y no tiene “piscina ni gimnasio” pero sí pista de squash.

Además, el Gobierno detalla que no dispone de vigilancia privada, ni de equipo de Policía o Guardia Civil, ni ha sido objeto de inversiones en materia de seguridad en los últimos años. Sí dispone de servicio doméstico, cuyo gasto es asumido por el Estado español como en todas las representaciones.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.