“Vamos en un seiscientos tecnológico averiado que puede petar en algún momento”

Y ¿por qué está tan mal la televisión autonómica?, pues porque está trabajando con tecnología de hace 10 años y esto en los mass media es la edad de piedra.

Se lo cuentan a Más Que Confidencial fuentes bien informadas cercanas al medio: “El peligro de que se vaya a negro es inminente“. “Todos los que trabajan para que las cosas salgan en antena saben que un día de estos puede pasar, que se vaya a negro y dejen de emitir”.

El Parlament ya les dio un millón de euros (PSIB, MÉS per Mallorca y Podem), pero no ha servido ni para poner parches, añaden estas fuentes, porque lo que necesitan son al menos entre 5 y 6 millones de inversión para todo lo que tienen que modernizar y cambiar.

Y en eso están cavilando las fuerzas políticas que sustentan y conforman el Govern de Francina Armengol, en buscar una fórmula para adelantar un dinero que debía haber incluido en sus presupuestos el propio ente: tanto para directivos, tanto para trabajadores, tanto para mantenimiento y tanto, por ejemplo para la compra de equipos nuevos, como en cualquier otra empresa. Lo que viene a ser un fondo de provisión para gastos extras en un plan de negocio, aunque en este caso con dinero público.

Es obvio que esto no se ha hecho, por lo que es muy gráfica la manera que tienen estas fuentes de describir cómo está en estos momentos la situación: “Vamos, dicen, en un seiscientos tecnológico averiado que puede petar en algún momento”.

Este es el mayor escollo que tiene ahora mismo IB3“, sentencian a este digital, pasando por alto las audiencias y los contenidos, de los que trataremos en otro MQC.

La radio y la televisión autonómica cuesta al bolsillo de los baleares 32,2 millones de euros, con unos de los niveles de audiencia más bajos, en torno al 3%.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.