Aptur ‘desmonta’ los indicadores en los que se basa la zonificación del Consell

La Asociación de Apartamentos y Viviendas de Alquiler de Temporada de Baleares (Aptur) ha asegurado este viernes, por medio de alegaciones al plan de zonificación aprobado por el Consell de Mallorca, que los indicadores utilizados para declarar una zona como saturada o madura no cumplen los criterios legales determinados en la Ley de Turismo.

El presidente de esta asociación, Joan Miralles, ha indicado, que según la Ley de Turismo, “se considera zona turística saturada o madura aquella en la que se sobrepase el límite de oferta turística máxima y se registre una demanda causante de problemas medioambientales o que, por la obsolescencia de la mayor parte de las infraestructuras del sector turístico, haya desequilibrios estructurales“.

Según la versión de Aptur, los indicadores sobre los que se ha hecho la zonificación no se basan en estos criterios marcados por la Ley de Turismo.

En este sentido, Aptur considera que la zonificación no ha tenido en cuenta el estado de infraestructuras como depuradoras, el abastecimiento de agua, la recogida y tratamiento de basuras, las carreteras, el transporte público, y qué presión sobre estas infraestructuras puede tener el hecho de que se puedan realizar estancias turísticas en viviendas.

Por otra parte, ha asegurado que los datos con las que se ha elaborado la zonificación no están actualizados, ya que se remontan a 2011.

“Ante una información antigua y posiblemente desfasada deberían haber hecho estudios de actualización o introducir elementos correctores a fin de que no se produzcan resultados que tengan poco que ver con la realidad actual “, ha apuntado la Asociación de Apartamentos Turísticos de Baleares.

Aptur también ha alegado en contra de la metodología empleada para llevar a cabo la zonificación.

En este sentido, la asociación ha cuestionado que para calcular el número de viviendas se utilice, directa o indirectamente, datos de plataformas de comercialización, como Airbnb.

Se trataría de una metodología poco rigurosa para que una misma vivienda puede estar anunciado en diferentes plataformas o, incluso, más de una vez en la misma“, ha añadido.

Asimismo, Aptur también ha cuestionado que se dé por hecho que el ratio medio al alquiler vacacional sea de 6,21 plazas por vivienda, dado que considera que “ya que esto presupone que las plazas siempre estarán ocupadas cuando, en realidad, una vivienda de 6 plazas puede estar ocupado, muchas veces, por sólo dos o tres personas“.

En cuanto a las viviendas que sólo se puedan alquilar durante 60 días al año, Aptur ha alegado que esta modalidad incumple la Ley de Turismo, que establece que todas las administraciones deben impulsar la realización de actividades que contribuyan al alargamiento de la temporada alta.

Una empresa turística contribuye al a desestacionalización cuando acredita un periodo de apertura de más de ocho meses al año“. La modalidad de estancia turística de 60 días por definición en contra de este artículo de la Ley de Turismo y prioriza la estacionalidad, ha precisado.

También Aptur califica la zonificación “es incoherente” con el avance del Plan de Intervención en Ámbitos Turísticos, por considerar que la propuesta de este “no es zonificar núcleo por núcleo, sin tener en cuenta el entorno ni una visión global de toda Mallorca“.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.