Tememos el titular ‘Mallorca está dando mierda a los que comen aquí’

Por María Jesús Almendáriz

El presidente de la Asociación de Distribuidores de Alimentos, Bebidas y Limpieza de Baleares, (ADED), Bartolomé Servera, transmite la preocupación que hay en el sector por temor a que los tabloides británicos o alemanes se hagan eco de las declaraciones que han salido de la conselleria de Salut “acusando de forma tendenciosa a las empresas de una mala praxis en materia alimentaria”.

Tal es la situación que Servera asegura a mallorcaconfidencial.com que “esto puede llegar a ser gravísimo, hasta tal punto que afectaría a la temporada turística”. “Tememos, subraya, que se diga que en Mallorca se está dando mierda a los que comen aquí”.

Y añade: “Si hay que sancionar, se sanciona, pero no tirar globos sonda y decir auténticas barbaridades”.

CORTAR POR LO SANO

Tan preocupados están que han decidido cortar por lo sano y plantar cara a las inspecciones que se están realizando sin avisar a los almacenes de los distrubuidores y que han acabado en investigaciones profundas que han desencadenado la airada y firme reacción de ADED.

Si hay empresas que son culpables, que se investigue“, apunta Servera, pero lo que no es de recibo es que “nos acusen de forma generalizada de manipular alimentos y de tratos mafiosos en la manipulación y reventa de alimentos próximos a caducar”.

Estas declaraciones, más o menos literales, aseguran que han salido de la conselleria de Salut, de la dirección general donde se investiga el último caso de supuesta venta de alimentos caducados.

Según los miembros de ADED, “no se acepta que se afirme de manera gratuita y sin aportar pruebas que existan empresas del sector que se comuniquen e informen entre sí para realizar esas prácticas, así como evitar las inspecciones“, “nada más lejos de la realidad”, subrayan.

REUNIÓN URGENTE CON LA PRESIDENTA ARMENGOL

En este sentido Bartolomé Servera ha dejado claro a este digital que no cuestionan la inspección, “lo que sí cuestionamos son las descabelladas declaraciones sin probar nada de las responsables de Sanidad“.

Servera recuerda que Villamar 2000 fue acusada hace 4 años, “se le acusó, ironiza, creo que menos de asesinato de todo. La destrozaron. Y cuando vino la pasada semana el propietario a la Asamblea General de Socios explicó que ha acabado todo sobreseido. Cero causa, cero sanción y cero nada“, concluye con cierto enfado el presidente de ADED.

Por todo ello, pide “prudencia, sentido común y responsabilidad política“.

Consecuentemente han pedido una reunión urgente con la presidenta del Govern, Francina Armengol, para corregir lo que denominan un menoscabo en la imagen y credibilidad del sector de la distribución alimentaria en Baleares.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.