El Parlament rechaza la incompatibilidad de ser diputado con otros cargos

El Parlament ha rechazado este martes tomar en consideración la proposición de ley de Ciudadanos relativa a la incompatibilidad de la condición de diputado de la Cámara balear con la de alcalde, regidor o conseller insular.

Esta iniciativa, que ha sido defendida por el portavoz de Ciudadanos, Xavier Pericay, modificaba concretamente el artículo 5.2 de la Ley 8/1986, de 26 de noviembre, Electoral de la Comunitat Autònoma de Balears para así, “hacer efectivo el principio de una persona, un cargo”, según ha manifestado Pericay. El pleno ha rechazado la toma en consideración de la propuesta con 12 votos a favor y 45 votos en contra.

Asimismo, Pericay ha destacado que “la clase política ocupa el tercer lugar del ranking de los principales problemas de los españoles, según el barómetro del CIS” y ha defendido que esta proposición “acabará con el acaparamiento de cargos y la acumulación de sueldos”.

Esta proposición de ley tenía como propósito contribuir a restaurar la confianza ciudadana en las instituciones y fortalecer el correcto funcionamiento de la democracia representativa.

Por su parte, la diputada de Podemos, Marta Maicas, ha señalado que la “regeneración democrática pasa por la modificación de una ley electoral” y “esta iniciativa es solo un buen principio”. Además, ha asegurado que esta ley “ha de ir acompañada de la reducción de los sueldos de los políticos”.

Sin embargo, la diputada Montserrat Seijas ha rechazado y cuestionado uno de los puntos de la proposición relativo a que los diputados que son miembros del Govern podrán compatibilizar su cargo con el de la presidencia de los consejos de administración de las empresas públicas u otros entes públicos adscritos a su Conselleria.

Desde el Grupo Parlamentario Popular, han asegurado que “la tendencia tendría que ser a menos casos posibles, pero que sí pueda haber casos puntuales”. Además, han señalado que esta proposición de ley “resta flexibilidad y no aporta nada al interés general”, al tratarse de una propuesta “restrictiva”. En esta línea, han defendido que para “recuperar la confianza de los ciudadanos”, es necesario hacer “políticas positivas”.

El diputado de MÉS per Mallorca, Biel Barceló, ha aprovechado su intervención para cuestionar el hecho de que “si se defiende la plena dedicación, se debería abrir también en el ámbito privado”. Además, Barceló ha defendido que en la formación cuentan con “limitación de mandatos” y limitación en la “acumulación de sueldos”, por lo que desde MÉS per Mallorca “sí permiten que se pueda ser regidor y, a la vez, diputado”, ha añadido.

Por su parte, el diputado de El PI, Jaume Font, ha manifestado que “no es la clase política lo que desprestigia a la política, sino que es la propia actividad política” y ha comentado que esta iniciativa “es ‘postureo’ político para conseguir votos”. “No puede venir con temas en estado gaseoso, cuando uno no toca con los pies en el suelo tiene el peligro de ir al cielo”, ha manifestado Font.

Asimismo, ha defendido que “aquí nadie tiene dos sueldos” y ha añadido que se “están desprestigiando, en vez de preocuparse por lo que es realmente importante”.

Por otro lado, el diputado de MÉS per Menorca, Nel Martí, ha solicitado reiteradamente hacer una “visión de conjunto” sobre este debate, porque las visiones parciales “llevan a tomar medidas poco coherentes”. Así, Martí ha cuestionado que la incompatibilidad “sea una medida de regeneración democrática”.

“OPERACIÓN MAQUILLAJE”

Desde el Grupo Parlamentario Socialista, han opinado que esta proposición de ley no es “un cambio profundo del sistema electoral si solo se propone la incompatibilidad de cargos”. Así, los socialistas no han encontrado la “coherencia para favorecer la regeneración” y han asegurado que Cs ha presentado esta iniciativa “para desmarcarse del PP” siendo “una operación de maquillaje”.

Durante su segunda intervención, Pericay ha agradecido el apoyo de Podemos, la única formación que se ha mostrado a favor de esta proposición de ley, y ha aclarado que esta propuesta “no pretende resolver los problemas de corrupción y de regeneración democrática”.

“Esta iniciativa es una pieza más que contribuye en dar una imagen de cara al ciudadano distinta”, ha añadido Pericay, quien ha concluido diciendo que no se ha propuesto “para quedar bien”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.