Disparados 5.500 cartuchos en la campaña contra la procesionaria en Llucmajor

El Ajuntament de Llucmajor ha realizado una campaña de lucha contra la oruga de la procesionaria, una de las plagas más peligrosas para los pinos y muy molesta para la ciudadania. Los guardas rurales y personal de la brigada han disparado en lo que llevamos de año un total de 5.500 cartuchos en bolsas de pinos.

Concretamente, han actuado en 41 zonas verdes del término municipal. Asimismo, han actuado a petición de 60 usuarios de urbanizaciones y 31 de polígonos industriales que en su momento cursaron la petición. Los proyectiles utilizados en las zonas verdes son aportados por el Ajuntament de Llucmajor mientras que los particulares aportan los proyectiles que se disparan en sus propiedades.

La campaña se ha llevado a cabo entre los días 22 de enero y el 28 de febrero y ya se ha dado por concluida la de este año. El concejal de Medi Ambient i Medi Rural, Jaume Tomás, explica que “año tras año aumenta la cantidad de particulares que solicitan este servicio en el Ajuntament para que la gente se está habituando a pedirlo”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.