El lanzamiento de obuses impide entregar ayuda humanitaria en Siria

El convoy humanitario que ha entrado en Ghuta Oriental ha tenido finalmente que retirarse debido al impacto de obuses sin haber podido entregar todo su cargamento, según han informado las organizaciones humanitarias implicadas.

“Con todo el pesar de nuestro corazón nuestro equipo tiene que salir de Ghuta Oriental”, ha explicado el portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja para Siria, Pawel Krzysiek, a través de su cuenta en Twitter.

“La gente que hemos visto allí ha pasado por cosas inimaginables. Parecían exhaustos y la ayuda que hemos entregado hoy no es en modo alguno suficiente. Vamos a hacer todo lo posible para volver con más comida y suministros”, ha añadido Krzysiek.

El representante para Siria del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Sajjad Malik, ha confirmado que el convoy ha salido de Ghuta Oriental nueve horas después de su entrada. “Hemos entregado todo lo que hemos podido entre los obuses. Los civiles están atrapados en una trágica situación”, ha indicado Malik en Twitter.

Otra portavoz del CICR, Iolanda Jaquemet, ha confirmado que todo el personal humanitario está a salvo pero “debido a los problemas de seguridad se ha tomado la decisión de regresar por ahora”. “Han descargado tanto como han podido dada la situación”, ha indicado Jaquemet.

Al parecer los obuses han comenzado a caer después de que se produjera el lanzamiento de proyectiles desde Ghuta Oriental hacia la capital, Damasco.

Es la primera vez en cuatro meses que el PMA y sus socios logran entrar en Ghuta Oriental. Sin embargo, el pasado mes de febrero otro convoy del Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) y la SARC consiguió adentrarse en este bastión opositor.

El convoy, integrado por 46 camiones, traslada raciones de comida para 27.500 personas, así como material médico y quirúrgico. La última vez que el CICR pudo entregar ayuda en Ghuta Oriental fue el 12 de noviembre de 2017.

Responsables del Gobierno sirio han retirado kits de tratamiento de trauma y quirúrgicos, dosis de insulina y equipos de diálisis del convoy humanitario de Media Luna Roja que tiene previsto acceder este lunes al enclave de Ghuta Oriental, según ha contado a Reuters un responsable de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Estaba previsto que el convoy de PMA y SARC llegara el domingo, pero tuvo que detenerse por razones de seguridad. Se espera que otro convoy pueda llegar el jueves, según ha avanzado Marwa Awad, de la oficina del PMA en Damasco.

Awad ha explicado que estos envíos puntuales “son solo una gota en el océano de necesidades” de los habitantes de Ghuta Oriental. “Esperamos poder tener un mayor acceso en el futuro para ayudar a la gente que necesita ayuda humanitaria desesperadamente”, ha reclamado.

Jakob Kern, director del PMA en Siria, ha advertido de que “cuanto más se prive a Ghuta Oriental de ayuda vital, más personas morirán”. “Pedimos a todas las partes que permitan la llegada y la entrega segura de ayuda a las personas que la necesitan, sin importar dónde estén”, ha insistido.

Ghuta Oriental es un enclave de la periferia de Damasco controlado por fuerzas rebeldes y asediado por las fuerzas leales al Gobierno que preside Bashar al Assad. En las últimas semanas, las fuerzas gubernamentales han bombardeado intensamente este enclave, provocando la muerte de más de 600 civiles.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.