Antich logra la unanimidad para aprobar una moción sobre exhumaciones

Por vez primera los grupos del Senado se han puesto de acuerdo en una moción sobre Memoria Histórica referida a la viabilidad de las exhumaciones en el Valle de los Caídos, que ha salido adelante por unanimidad gracias a una enmienda transaccional pactada a partir de una iniciativa del PSOE defendida por el senador balear Francesc Antich.

El acuerdo se logró anoche en la Comisión de Justicia de la Cámara alta, a la que el grupo socialista había llevado una propuesta en la que se instaba al Gobierno a facilitar las exhumaciones requeridas por familiares de enterrados en la basílica y a fijar un plazo de dos meses para esclarecer las dudas de los monjes benedictinos que gestionan el mausoleo respecto al riesgo que supondría para el recinto.

Las negociaciones del senador socialista Francesc Antich con los demás grupos, especialmente con el popular, han posibilitado la consecución de un texto conjunto pactado en el que desaparece la referencia al plazo de dos meses para dilucidar la viabilidad técnica de la retirada de restos humanos de los osarios.

En el primer punto de la moción definitiva, la comisión traslada su “total apoyo” a Patrimonio Nacional y al Ministerio de la Presidencia para, de acuerdo con los informes de la Abogacía del Estado, “facilitar las exhumaciones que se soliciten por sus familiares en el cementerio público del Valle de los Caídos”.

El segundo punto, modificado por la transaccional, insta también a ambas entidades a que “continúen impulsando las iniciativas necesarias” encaminadas a facilitar estas exhumaciones.

El PSOE ha promovido esta moción a raíz del caso de los hermanos aragoneses Manuel y Antonio Lapeña, cuyos restos autorizó un juzgado a retirar del mausoleo, si bien la gestión está paralizada por un recurso presentado por los benedictinos, que alegan el riesgo que para la integridad del lugar podría suponer esta compleja operación.

Como ha recordado Francesc Antich, un informe de la Abogacía del Estado concluye que los osarios de la nave central y la nave de crucero de la basílica deben considerarse cementerio público y no de la Iglesia y además apuesta por evaluar el estado del osario.

Se trata, ha explicado el senador, de “saber cómo está el osario”, considerar las obras que habría que acometer para garantizar las exhumaciones y analizar el estado de los restos.

“Parece ilógico que la Iglesia esté en contra de que unos familiares puedan recuperar unos restos depositados allí sin ningún consentimiento de la familia para poderles dar sepultura digna”, ha remarcado.

La portavoz del grupo popular, mayoritario en la Cámara alta, Esther Muñoz, ha hecho hincapié en la trascendencia política de este acuerdo unánime fruto, ha recalcado, “no de la lucha partidista y sectaria que ha impedido en 40 años haber conseguido algo parecido”.

Eso sí, ha advertido de que la operación para extraer restos del osario es muy compleja y precisa de un análisis forense previo y de un estudio técnico respaldado precisamente con esta moción.

En nombre de Unidos Podemos, Joan Comorera también se ha congratulado por el acuerdo, aunque ha reconocido que a su grupo le gustaba más el texto original del PSOE; “todo sea para que salga adelante y haya el máximo consenso posible”, ha apuntado.

Ha confiado Comorera en que el voto favorable del PP muestre la “sensibilidad” del Gobierno hacia la Memoria Histórica que hasta ahora “ha brillado por su ausencia”.

Jokin Bildarratz, del PNV, también ha manifestado que se trata de un “pequeño paso” positivo, y ha confiado en que “se cumpla” el planteamiento de la moción.

En similares términos, Miguel Àngel Estradé, de ERC, la ha considerado “un pequeño avance” frente a lo “mucho” que queda por hacer en materia de Memoria Histórica.

Por otra parte, la Comisión de Justicia, esta vez debido al rechazo mayoritario del PP, ha desestimado otra moción planteada por Compromís en la que se emplazaba al Gobierno a investigar el llamado “dinero rojo”, es decir, el dinero de la República incautado por el Gobierno franquista desde el inicio de la Guerra Civil en 1936. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.