Las camareras exigen poner freno a la externalización del servicio

La portavoz del colectivo de camareras de piso ‘Las Kellys’ Ángela Muñoz, celebra la disposición del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de recibirlas en La Moncloa y escuchar sus reivindicaciones, pero le insta a tomar medidas urgentes para atajar la externalización de estos servicios, que son, según afirma, el verdadero origen de todos los problemas.

En declaraciones a Europa Press, Muñoz se refería a la intervención de Rajoy este martes en el Senado, cuando tras escuchar a la senadora de Nueva Canarias María José López Santana detallar las condiciones de trabajo que tienen las camareras de piso en los hoteles, se ofreció a recibirlas y a adoptar medidas como revisar el catálogo de enfermedades profesionales para incorporar aquellas que les afectan especialmente.

“Nos parece muy bien, pero tenemos los pies en el suelo y los objetivos y las metas muy claras. Abrir el margen de enfermedades para nosotras no es lo prioritario, hay que ver el origen de esas enfermedades y para nosotras está en la externalización masiva de nuestros servicios y en la sobrecarga de trabajo”, explica Muñoz.

En esta línea, afirma que ya en la actualidad las camareras de piso tienen problemas con las enfermedades que sí están reconocidas y por ello, piden al presidente “que no distraiga con reformas que pueden tardar años”. “No es sólo que no estén reconocidas nuestras enfermedades, es que las empresas de externalización ni siquiera hacen estudios económicos para calcular los ratios”, afirma.

Dice que “siendo el 36% de las plantillas y haciendo un trabajo troncal para las empresas”, se externalizan estos servicios, lo que repercute en peores condiciones laborales: “La explotación, la cotización que no es equivalente, un 40% de salario inferior, no tienes un calendario laboral, no trabajas por jornada sino por producción, cuando no produces cobras el salario base… Son un montón de indefensiones a base de un abuso de poder”, denuncia.

Afirma que “de hoy para mañana una camarera que coge una baja está en la calle porque no es productiva”. “Nos dicen que es lo que hay. Pues no lo queremos, no queremos lo que hay”, reivindica.

Por eso, insta al Partido Popular a apoyar la iniciativa legislativa bautizada como la ‘Ley kelly’, que insta mejoras globales para este sector, integrado por unas 200.000 trabajadoras en todo el país, y que pretende poner freno a esa externalización que dice, supera ya el 70% en Madrid y Barcelona.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.