Cuba cierra este domingo el proceso electoral para poner fin a la era Castro

REUTERS / CARLOS GARCIA RAWLINS

Cuba celebra este domingo unos comicios generales con los que concluye el proceso electoral para configurar la nueva Asamblea Nacional. Un órgano cuya labor primordial será designar al sucesor de Raúl Castro. Poniendo así, por ende, fin a una saga política y familiar que ha marcado los designios de la isla durante casi 60 años.

“Todos los cubanos, hombres y mujeres mayores de 16 años”, están convocados a las urnas este 11 de marzo. Así lo ha destacado el diario oficial ‘Granma’. Las únicas excepciones serán los “incapacitados mentales” y quienes hayan quedado privados de sus derechos políticos por vía judicial. Algo que deja fuera de juego a gran parte de la oposición.

Esta no es la única peculiaridad de las elecciones cubanas. Los candidatos han sido previamente filtrados gracias a un sistema electoral estructurado por escalones en el que para subir al siguiente peldaño es necesario pasar la criba de las llamadas comisiones de candidaturas, que existen en todos los niveles –municipal, provincial y nacional– y están controladas por organizaciones sociales de tinte oficialista.

Los cubanos solo tuvieron una ocasión para votar libremente a los candidatos. Fue en las elecciones locales del pasado 26 de noviembre. Entonces, seis millones de personas designaron a los 27.221 aspirantes a integrar las 168 Asambleas Municipales repartidas por todo el territorio nacional. Aunque hubo récord de representantes opositores, ni uno solo salió vencedor.

La Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y otros grupos opositores han denunciado que el régimen ‘castrista’ recurrió a detenciones arbitrarias, denuncias falsas, acoso e intimidación, y “hasta a la toma de un pueblo”, para bien forzarles a retirar su candidatura, bien incapacitarles. Además, la UNPACU ha asegurado que hubo presiones a los votantes. A muchos simpatizantes opositores se les dijo que no aparecían en las listas de electores y no les dejaron comprobarlo.

En cualquier caso, los diputados elegidos tomarán posesión de sus escaños el próximo 19 de abril. Esta fecha, la de la constitución de la Asamblea Nacional, está considerada la del relevo formal de Raúl Castro.

Será la primera vez desde el triunfo de la Revolución, en 1959, que un Castro no esté a los mandos del país. Fidel y Raúl lo han sido todo para Cuba. Por eso, pocos se atreven a aventurar qué rumbo adoptará la nación caribeña en manos de las ‘nuevas’ generaciones.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.