Zoido traslada el pésame a los padres de Gabriel y señala que la investigación sigue abierta

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha acudido este lunes a la capilla ardiente instalada en la Diputación de Almería de Gabriel Cruz, el menor de ocho años aparecido muerto tras 12 días de búsqueda en Níjar (Almería), donde ha trasladado a sus padres Ángel y Patricia, así como al resto de familiares el pésame del Gobierno, de forma que después ha trasladado a los medios de comunicación que la investigación para aclarar los hechos sigue abierta.

En declaraciones a los periodistas tras firmar el libro de condolencias, Zoido ha declinado ofrecer nuevos datos en relación a la investigación y se ha remitido al secreto de sumario que pesa sobre las actuaciones que coordina el Juzgado de Instrucción número 5 de Almería sobre la muerte de menor, cuyo informe preliminar indica que murió estrangulado el día de la desaparición, al tiempo que presentaba fuertes golpes en la cabeza y su cuerpo estaba cubierto de fango.

No tengo más información”, ha apuntado Zoido, quien ha insistido en que quien debe “tener la información es el juez que instruye”, para lo que los investigadores mantienen aún sus pesquisas especialmente tras el arresto de la hasta ahora pareja del padre del niño, Ana Julia Quezada, arrestada en Vícar (Almería) el domingo cuando transportaba el cadáver en el maletero de un coche.

 
El ministro ha asegurado que la operación desarrollada por la Guardia Civil ha sido “magnífica” y se ha dado en “un tiempo récord” pese a la “dificultad” que entrañaba. “Han sabido trabajar con una dedicación y al mismo tiempo cualificación profesional”, ha destacado Zoido quien, por otro lado, ha lamentado que Gabriel fuera hallado ya “sin vida”.

Con esto, Zoido ha preferido no entrar a valorar que la hasta ahora única detenida por este caso, quien hoy ha abandonado temporalmente la Comandancia de la Guardia Civil para proceder a registros en la finca de Rodalquilar donde pudo haber escondido el cuerpo y en Vícar, a donde se dirigía cuando fue arrestada; pertenezca al círculo íntimo de los padres. “Tienen un dolor ahora mismo muy fuerte y con ellos nos tenemos que quedar”, ha dicho Zoido, que ha identificado a unos padres “rotos por el dolor”.

Ahora hay que estar también ayudando a la abuela paterna, ella misma se echa una responsabilidad”, ha dicho Zoido tras compartir un momento con la abuela de Gabriel antes de abrazar a Ángel y Patricia, quienes permanecen en un reservado de la capilla por la que los ciudadanos no dejan de fluir para trasladar sus condolencias.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.