Miles de personas abarrotan la catedral de Almería en el funeral de Gabriel

El funeral de Gabriel Cruz, el niño de 8 años que desapareció en Las Hortichuelas de Níjar, en Almería el 27 de febrero y cuyo cadáver apareció este pasado domingo en el coche de la pareja de su padre ha dado comienzo en la Catedral almeriense con una gran presencia de vecinos.

Cientos de personas abarrotan el templo mayor de la capital almeriense y la plaza que da acceso al mismo, donde han sido instaladas pantallas gigantes para que los asistentes que no han podido entrar puedan seguir la misa oficiada por el obispo de Almería, Adolfo González Montes.

Durante su homilía, que han seguido en directo más de 5.000 personas en la plaza de la Catedral a través de dos pantallas gigantes instaladas a las puertas del templo, el obispo ha advertido de que el pecado habita en el corazón del hombre aunque nos resistimos a aceptarlo con humildad” y ha apelado a la fe en “situaciones límite”.

Mientras tanto, la única detenida y sospechosa del asesinato del pequeño Ana Julia Quezada, la pareja del padre, ha pasado la segunda noche en los calabozos de la Guardia Civil de Almería.

Quezada lo sigue negando todo, pese a realizar ayer conducida por los agentes esposada la reconstrucción de los hechos tanto en la finca dónde supuestamente escondió el cadáver de Gabriel como en el domicilio que compartía con el padre del niño, en el municipio de Vícar, en Almería.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.