Ses Salines solo podrá invertir 600.000€ de los 5,5 millones de superávit

El Ajuntament de Ses Salines calcula que solo podrá invertir unos 600.000 euros de los 5,5 millones del superávit presupuestario de los últimos ejercicios, tras la flexibilización decidida por el Ministerio de Hacienda de autorizar inversiones financieramente sostenibles. El consistorio ha indicado que no podrá invertir ese superávit hasta que no se aprueben los presupuestos estatales.

El pleno del Ajuntament de Ses Salines dio cuenta este martes de la liquidación del presupuesto de 2017 y anunció que sólo podrá destinar cerca de 600.000 a inversiones financieramente sostenibles pese cuenta con un remanente de Tesorería de 5.574.130 euros, acumulada de reiterados superávits municipales de ejercicios anteriores.

El alcalde, Bernat Roig, explicó que la ley de Estabilidad Presupuestaria promovida por el Gobierno ha limitado las inversiones a los ayuntamientos aunque dispongan de remanentes de tesorería que permitirían “hacer actuaciones importantes y necesarias para el municipio”.

Las inversiones permitidas al presente ejercicio aún están por determinar, hasta que no se aprueben los presupuestos del Estado, a pesar del alcalde considera que “serán más o menos las mismas que para 2017”.

“Una vez sepamos en qué nos permiten invertir nuestros propios recursos, nos comprometimos en el pleno a consensuar con todos los grupos qué actuaciones se llevarán a cabo”, ha detallado sobre la sesión.

Roig criticó que la ley Montoro “ata de pies y manos a las corporaciones locales e impide inversiones muy necesarias, ya sea la mejora o construcción de nuevas infraestructuras o en el aumento de plantilla”.

Una parte de la cuantía del superávit irá destinada al pago del último tramo de expropiación de la zona verde de Cas Català, para culminar esta polémica operación.

El alcalde también dio cuenta de la licitación de las obras de construcción de la pista cubierta en las instalaciones deportivas de sas Salines, con un coste de 193.000 euros y un plazo de ejecución de tres meses. El Consell de Mallorca aportará 162.000 euros al proyecto.

El pleno abordó además la inminente ejecución del proyecto de construcción del parque infantil de la plaza Pou den Verdera de la Colònia de Sant Jordi, una obra que se realizará mediante el Plan Especial de Inversiones del Consell, y una subvención del coste total del proyecto que alcanza los 177.867 euros.

La Policía Local contará en breve con un coche eléctrico, “un paso más para conseguir un municipio libre de humos y como medida para concienciar a la población de la necesidad de construir, entre todos, un municipio más sostenible”, dijo el alcalde.

El pleno municipal aprobó por unanimidad la ampliación de los beneficios de la tarjeta ciudadana a las familias numerosas, además de estudiantes y residentes, así como modificar la ordenanza de tasas para las escuelas infantiles del municipio para actualizar los precios.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.