“Creo que Ana Julia es una cabeza enferma que sigue un patrón repetitivo”

Como informa Antena 3, “Como el mar que ha estado con una marejada grande, grande y ahora esta con la resaca, todavía siguen llegando olitas…pues yo estoy igual“. Con esta metáfora, Patricia Ramírez, la madre del pequeño Gabriel ha explicado en Espejo Público cómo se siente después de haber encontrado muerto al pequeño dentro del maletero del coche que conducía Ana Julia Quezada.

De nuevo con un mensaje lleno de amor y de esperanza, Patricia ha querido agradecer tanto a las fuerzas de seguridad, como a la gente y también a los medios el apoyo que ha recibido durante estos días. Patricia ha contado a Susanna Griso que vio la rueda de prensa de los investigadores del caso Nemo y que le parecieron “maravillosos en todos los sentidos”.

Han sido fantásticos, me emocioné con ellos porque creo que tuvieron un saber estar y creo que dieron una lección de saber hacer y de humanidad y sensibilidad que desde aquí trasladarle nuestras gracias porque nos tenemos que quitar el sombrero con ellos“.

La autora confesa del crimen de Gabriel dijo en su declaración que el pequeño la insultó mientras jugaba con un hacha. Unos datos que ni los investigadores ni Patricia respaldan. “Mi hijo se enfadaba, pero era de puertas para dentro era un niño con una capacidad de perdón grande, bonita y aquí ha habido muchos niños detrás“. Además, ha insistido “tengo claro que mi hijo no hizo ninguna de esas cosas, que no es un niño que chille, que grite o que pegue”.

La madre del pequeño ha compartido cuál es su sensación personal. “Creo que esta mujer es un patrón que va repitiendo de un sitio a otro. Que en este caso puedan ser celos hacia mí pues yo lo dudo, creo que es una cabeza enferma que tiene un patrón que tiene que repetir. Pero esto es una percepción“.

Patricia se consuela con el cuento que recibió de un joven y que se ha hecho viral.”Me consuelo con el cuento, en la cárcel está la bruja y el pascaíto la ha parado. Creo que hubiese seguido de alguna manera de otra haciendo daño”.

Tanto Patricia como Ángel supieron mantener una fortaleza destacable durante la investigación. “Teníamos un instinto y era duro luchar contra el instinto que teníamos, pero es que cuando está tu hijo pues tienes que asesorarte y tienes que hacer lo que te dicen y creo que hemos trabajado bien, ha sido difícil, pero creo que lo hemos hecho bien porque la bruja en la cárcel”.

Patricia ha apuntado además que quiere “agradecer estos días que quizás ha estado jugando con nosotros porque ha salido lo mejor de las personas” y ha insistido en que esta oleada de bondad “no se pierda aquí, que habrá más Gabrieles”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.