El Palma Futsal cae en semifinales contra Movistar Inter

Por Josep Medrano

Se ha acabado el sueño del Palma Futsal. El Movistar Inter ha despertado de golpe a los mallorquines, que tuvieron un inicio de partido esperanzador. El anhelo de la gran final queda para tiempos futuros, pero los hombres de Antonio Vadillo se van de la Copa de España habiendo realizado un papel más que notable.

El Palma entró en el partido de forma espectacular. Planto cara al actual campeón de Liga y Copa, y la primera que tuvo, la metió para adentro. Felipe Paradynski realizó una sensacional jugada personal por la banda izquierda y batió a Jesús Herrero con un tiro cruzado. La semifinal no podía haber empezado mejor para los mallorquines.

Los hombres de Vadillo, que no estaba en el banquillo por sanción, siguieron con su buen juego después del gol. Las ocasiones no dejaban de llegar, y hasta tuvieron la opción de un doble penalti, pero esta vez Jesús Herrero si desvió el disparo de Paradynski. Cuando parecía que el Palma se iba a ir al descanso por delante en el marcador, en una gran jugada personal de Solano empataba para el Movistar.

En la segunda parte el escenario cambió. El Movistar salió como un ciclón y no dejaba jugar al Palma Futsal. A los dos minutos de la reanudación, Humberto adelantaba a los madrileños con un gol al primer toque.

Los mallorquines estaban superados por el juego de los azules, que ampliaban su ventaja por medio de Elisandro. El Palma no reaccionaba, y dos minutos después llegó la sentencia por parte de Pola. Quedaban 10 minutos, pero ya no había nada que hacer.

El transcurso de la semifinal ha sido un chasco importante para los de Son Moix, que al principio del encuentro se veían con opciones de llegar a la final, pero al final han sido derrotados con claridad por Movistar Inter. Pero ello no tiene que empañar el gran papel del Palma Futsal en la Copa de España, que por fin ha dejado de estar maldita.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.