Camisetas verdes, banderas españolas y ahora ‘Ciutat per a qui l’habita’

Los balcones y ventanas de casas y edificios se han convertido en el soporte de las quejas, orgullo o exigencias que para sí quisieran muchos publicistas que tienen que pagar ingentes cantidades de euros para que una marca, un producto o una empresa aparezca en fachadas, tejados o azoteas varias.

Tras aquellas camisetas verdes en Educación de la legislatura de Bauzà, llegaron las banderas españolas resultado de la deriva independentista se se está viviendo en Cataluña y que ha sacado a la calle hasta un millón de personas para visibilizar que además de catalanes también son españoles.

Las camisetas verdes han desaparecido, pero todavía quedan banderas españolas por la geografía urbana palmesana, aunque ahora comparten espacio con un nuevo símbolo en plena polémica por el alquiler turístico.

Son las nuevas ‘banderas’ de quienes no están de acuerdo con compartir espacio ni aglomeraciones con los visitantes que en vez de hotel prefieren una habitación, piso o casa, en régimen de alquiler turístico.

Con fondo amarillo y letras en negro las nuevas banderas de “Ciutat  per a qui l’habita, no per aquí la visita” cuelgan ya de muchos balcones y ventanas de la capital balear.

¿Pondrán los médicos, enfermeros y trabajadores de la sanidad sus batas blancas para mostrar su desacuerdo por el decreto del catalán?

Nunca se sabe.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.