Viernes de Dolores

Estamos a punto de terminar una semana muy movidita y con muchas celebraciones, el Día del síndrome de Down, el Día contra la Discriminación Racial, el Día Mundial Forestal, el Día de la Primavera, el Día del Consumidor, el Día de los Bosques, el Día de Benito Juárez, el Día del Agua, el Día del Padre, el Día de la Felicidad y porqué razón no añadir el día del Gilipollas Integral.
Una semana llena de días dedicados a recordarnos las mil y una cosa que difícilmente todas de vez podemos asimilar, aunque el día más importante de todos, es el variable en fecha, como el de hoy VIERNES DE DOLORES, al menos para todos los creyentes, es el menos comentado.

Este Viernes para algunos, da comienzo la Semana Santa, o al menos los desfiles procesionales, se celebra el Dolor de Nuestra Señora, la Madre de Jesucristo y nos damos cuenta que a dos días vista será el Domingo de Ramos y la Semana Santa en todo su esplendor.

Pensamos realmente en lo que significa el día de hoy y la posterior semana que se avecina. Más bien creo que muchos no. Llega un tiempo litúrgico que poco a poco hemos cambiado en un tiempo vacacional y no añado de bacanal por respeto, aunque también pienso que nos merecemos unos días de expansión para liberarnos de las cadenas que nos hemos impuesto.

Estos días de liberación no tienen por qué ser días de libertinaje pueden ser igualmente días de asueto y devoción. Ambas cosas no están reñidas.

El placer de un viaje no tiene el porqué de privarnos de nuestras reflexiones ni de nuestras oraciones, al menos para los creyentes y devotos, practicar nuestra caridad, oraciones y reflexiones en otros lugares ajenos al de nuestra residencia, nuestra fe será exactamente la misma, nuestra devoción no cambiará y en los diferentes Oficios y Celebraciones en otros lugares, amén de nuestro disfrute, para nuestro cuerpo y alma tendrá el mismo efecto.

Disfrutemos de nuestra Semana Santa, en Roses o Ayamonte, en Fisterra o en el Cabo de Gata, qué más da, pero hagámoslo con la misma devoción, los creyentes que lo haríamos en nuestra tierra y a los no creyentes les diría con todos los respetos posibles y más, que muchas personas tienen la necesidad de ser ayudadas y que el Jueves Santo se celebra el Día Internacional del Amor Fraterno y este día, se sea creyente cristiano o no, es un magnifico día en la Semana Santa, para unos y para todos de asueto, de acordarnos de quien necesitan todo nuestro apoyo y aportar a éste un poquito de lo que a no dudar dilapidaremos. Feliz Semana Santa.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.