El sermón del ‘coremer’ y un concierto abren la Semana Santa en Manacor

La música y la palabra han sido los encargados de comenzar los actos del programa de la Semana Santa en Manacor. El concierto de la coral del Conservatorio Municipal de Manacor, la coral de Fartàritx y la Banda de Música de Manacor acompañaron el sermón del coremer.

Joan Bauzà (Vilafranca, 1948), es licenciado en Filosofía y Letras, Ciencias Sociales y diplomado en Ciencias y Técnicas de la Opinión Pública. Ha sido profesor de la Universitat de les Illes Balears, entre otros centros universitarios. Ha sido vinculado a varios medios de comunicación y fue rector de la parroquia de Dolors de Manacor.

Durante el sermón Bauzà habló del significado de la Semana Santa para la comunidad cristiana y de sus vivencias personales durante estas fechas. También vinculó la pasión con la actualidad. Denunció “los negocios basados en la sangre de las mafias que llenan de muertos el Mediterráneo” y opinó que “la presunción de inocencia es la asignatura pendiente de nuestra sociedad porque al mundo hay miles de personas encarceladas y condenadas a muerte sin ninguna razón”. Además Joan Bauzà explicó que “durante el año pasado hubo más de 3.000 personas asesinadas o condenadas a muerte por el solo hecho de ser cristianos”. 

En el apartado musical, la Banda de Música de Manacor interpretó seis piezas musicales, tres de las cuales han sido compuestas por autores manacorins. El concierto empezó con La Rival, también conocida como “la marcha de’n Limpiadera”, que fue escrita por Sebastià Limpiadera Galmés. Esta marcha fúnebre se interpreta cada año cuando la figura del Santo Cristo de Manacor sale de la iglesia para cerrar la procesión del Viernes Santo. Los músicos de la banda también interpretaron Camino del Sepulcro, de Antoni GalmésMatamales, que es miembro de la Banda desde el 1984. Se trata de una marcha fúnebre que evoca el andar lento de los portadores de Cristo.

Los músicos también interpretaron Triste pensamiento, obra del manacorí Lluís Rosselló, que el 1933 fue nombrado maestro honorario de la Banda de Música de Manacor. Durante el concierto también sonaron Inri, de Enrique Pastor y Alma de ángel, de Baltasar Moyà. Para acabar los músicos interpretaron un fragmento de la ópera Turandot. En cuanto a la actuación de las corals del Conservatorio municipal y de Fartàritx, interpretaron PopuleMíos, de Tomàs Luis de Victoria y Ave Verumcorpus, de Mozart.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.