Montse Seijas y Xelo Huertas a la ‘Guardería’ del Parlament

Con inspectores de trabajo de por medio, consecuencia de una denuncia en la inspección laboral, cartas de quejas y escrito incluido a la Mesa del Parlament, finalmente las exdiputadas de Podem, Xelo Huertas y Montse Seijas ya disponen de un lugar digno dónde poder ejercer su tarea de oposición.

Han vuelto a la ‘Guardería’, en el tercer piso de la Cámara Balear, en el que tenían cajas y cajas de documentos y que fueron desalojadas por Balti Picornell, el presidente del Parlament que sucedió a Xelo Huertas cuando su grupo, el morado, decidió prescindir de ella y expulsarla. Como consecuencia los servicios jurídicos del Parlament dictaminaron que debía dejar el cargo.

Del despacho de Presidencia pasó a un pequeño cubículo como miembro del Grupo Mixto.

Su compañera Montse Seijas hablaba de 9 metros cuadrados que debían compartir con asesores y colaboradores, por lo que no se cortaron un pelo al denunciar “acoso laboral intencionado”.

Las dos expulsadas de Podem han vuelto a la ‘Guardería parlamentaria’ satisfechas de haber conseguido lo que calificaron en su día como un trato desigual con el resto de diputados.

En los mentideros políticos circula alguna que otra reinterpretación de este cambio de despachos.

Y haciendo alusión a que ambas no tienen la atadura de la estructura de un partido que las frene, comentan a Más Que Confidencial con cierto sentido del humor: “Los niños son los que dicen las cosas sin filtros”.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.